Publicado en Libros, Novela

El método Catalanotti (Andrea Camilleri)

Me decía hace unos días Mamen que hay personajes literarios que se han quedado con ella y la acompañarán toda la vida. Yo jamás había pensado en ello, incluso me costaba encontrar un nombre. Fue al comprar esta novela cuando caí en la cuenta de que el comisario Montalbano era mi acompañante, ese protagonista con el que sufría, reía y también me enfadaba.
Andrea Camilleri creó un universo que parecía hecho a mi medida, con historias que en momentos muy bajos de mi vida supieron darme la compañía que necesitaba. Y Salvo Montalbano, ese taciturno hombre que de todo reniega pero que, desde el principio, le puede una fe inmensa en el ser humano, me hablaba y aconsejaba. Aunque he de decir que casi siempre he optado por lo contrario de lo que él pudiera decirme.
Y sin quererlo, entrega a entrega, su vida literaria va llegando a su fin. Ya está escrito el final, desde el año 2015. Camillieri no gustaba de improvisaciones o imprevistos. Además, quería dejar cerrada su relación con el comisario.
De todos es conocido que quien le dió fama era su mayor dolor de cabeza. El éxito de la saga impidió que tuviera tiempo para escribir sobre lo que deseaba, una ironía cruel.
En esta novela, corta y sencilla, va perfilando un ocaso. No es más importante la trama que la evolución, aparentemente hacia abajo, que inicia nuestro protagonista. Una novela que me ha hecho sufrir al comprobar que hay mundos donde el cambio es inevitable, chocando con mi necesidad de estabilidad y paz. No sé muy bien hacia dónde encaminará los pasos Montalbano, puesto que él, cansado de tanta maldad y miseria moral, necesita ese cambio tanto como la brisa de Vigatta.
Se acaba el regalo que la literatura me hizo, el amigo que me concedió tantas horas de felicidad. Pero cuando esto suceda, seguiré hablando con él y reiremos como tantas veces hemos hecho, como haremos siempre.

Publicado en Club de lectura #elsitiodemirecreo, Libros, Novela

Club de lectura octubre de 2021. Opción novela negra

Mañana comienza la semana de votaciones para la lectura de octubre. Tenéis hasta el viernes para darle a “me gusta” a esta entrada. El fin de semana será la votación en Twitter. Más info aquí.

Titulo: La estrella del diablo.

Autor: Jo Nesbo

Fecha de publicación original :2018.

Traducido por: Carmen Montes y Ada Berntsen.

Número de paginas: 476.

Enlace a todostuslibros

Publicado en Libros, Novela

El mal de Corcira (Lorenzo Silva)

Tiene Lorenzo Silva una forma de escribir que me engancha. Sus personajes son duros, sinceros y con tendencia al cinismo. Una combinación que consigue que sus novelas sean siempre un éxito de ventas.

Para esta novela no se ha cortado en adentrarse en un terreno difícil y quebradizo. Seguramente alguna ampolla levantará, pero desde luego nadie podrá nunca reprocharle que no llame a las cosas por su nombre. No hay falsos halagos y, desde luego, reparte leña para todos. Para entender un problema hay que ser consciente de las dos partes. Algo que el protagonista de la novela, el guardia civil Vila, lleva siempre como lema.

La aparición de un cadáver en una playa es el comienzo de un viaje en el tiempo para Vila, donde tendremos la oportunidad de conocer sus inicios, el porqué de su personalidad. Un crimen, dos historias y un final para quitarse el sombrero. Su narración nos va llevando del pasado al presente y así empezamos a ser conscientes de que casi nunca la verdad es simple. Es una combinación de nuestros fracasos y errores. Pero sobre todo es aquello en lo que nos convertimos cuando nos levantamos de nuevo.

La trama es llevada con mimo, sin prisas. Pero esa pausa nos hace saborear todos los inidicios, los sospechosos, las causas probables. Entramos en su juego, el del escritor, como ayudantes externos. Y no podemos dejar de sentir una cierta tristeza cuando el final llega tan pronto.

Cada línea de los pensamientos que Lorenzo Silva pone en la boca de sus personajes son radiografías de un país que sigue luchando por superar su mal de Corcira.

Una novela fantástica, una más, de un Vila que amenaza con convertirse en mito de la novela negra. Nadie como él para hacer que una tarde de lectura sea tan divertida.

Publicado en Libros, Novela

El sueño eterno (Raymond Chandler)

Quien me conoce sabe que no soy muy aficionado al cine actual. Sin embargo, tengo debilidad por las películas en blanco y negro, por las obras de arte de antes de los efectos especiales y los remakes. Es el sabor de lo original, el sentimiento de que, cuando fue rodada, una película era la conjunción de calidad y esfuerzo.

El libro de hoy sirvió a William Faulkner para crear el guion de una de las mejores películas de detectives de la historia. Raymond Chandler, escritor curtido en el universo pulp de la época (daremos una vuelta a ese concepto en otra entrada), creó al prototipo clásico de detective privado.

Su personaje de Philip Marlowe, cínico, un tanto misogino, aficionado en exceso al alcohol y poco amigo de la policía, ha quedado en el imaginario popular como icono de un género que triunfó durante las décadas de los cuarenta y los cincuenta.

Publicada en 1939, El sueño eterno revolucionó la novela negra americana, un género hasta entonces relegado a un público marginal y en el que, con contadas excepciones, no abundaba la calidad.

Su historia, en apariencia simple, esconde una ácida crítica a la alta sociedad de la época y las desigualdades tan marcadas que se veían entre clases. Recordemos que casi no había pasado una década de la gran crisis financiera y sus efectos todavía eran muy marcados.

Con diálogos cortos, secos y un tanto humorísticos, su lectura se hace en ocasiones un poco enrevesada, debido a las subtramas que salpican el que parecía, en un principio, el hilo central. Pero no se le puede objetar emoción e intriga hasta la página final. La sensación de asombro será la que predomine en nuestro rostro a medida que pasemos las páginas.

Una obra con sabor a bourbon y a Humphrey Bogart en blanco y negro.

Publicado en Libros, Novela

Reina roja (Juan Gómez Jurado)

Hoy creo que me voy a meter en un pequeño lío. Espero que sea menor. Pero con el libro de hoy me ocurre algo muy particular: me gusta, ¿lo recomiendo?, posiblemente no estaría dentro de mis primeras elecciones.

Cuando leí «Reina roja», aparte de por  ser un regalo muy especial, lo cogí con mucha fuerza al conocer el impacto que tuvo y el éxito de ventas. Me interesaba mucho leer una obra que había despertado tantos elogios y que estaba en boca de tantas personas. Pero la fuerza  se fue diluyendo hacia la mitad del libro hasta casi desear que su final llegara antes de lo que marcaban sus páginas. Hago un inciso para mencionar que había leído anteriormente Loba negra y me quedó mejor sabor de boca.

Y ha sido a raíz de esta reseña cuando he averiguado el porqué de mi opinión. Aparte de una trama que se va perdiendo entre otras que surgen a lo largo de sus capítulos y nos deja una sensación de que queda casi todo por atar y lo que está finalizado lo hace  de forma apresurada, había un picor que no dejaba de atormentarme e impedía que me dejara sumergir en las aventuras de Antonia y Jon. ¡Antonia y Jon!, ellos eran los culpables.

Quien conozca la obra principal de Lincoln Child y Douglas Preston empezarán a adivinar por donde voy. No puedo dejar de pensar que nuestros protagonistas de hoy son una copia de Pendergast y D’agosta, los personajes principales de las novelas escritas por el duo. Por una parte tenemos el intelecto, la genialidad y la elegante extravagancia de Pendergast y por el otro a su compañero, D’agosta, que representa el sentido común, el trabajo de campo imprescindible en una investigación. ¿Les suena?

Es inevitable, por lo menos lo es para mí, establecer el paralelismo entre los cuatro. En todo momento, la comparación está presente en su forma de actuar, de llevar la investigación y cómo viven la relación entre ellos. Y lo siento, pero tengo mis favoritos. Quizá porque sean anteriores y me convertí en fan de sus libros, quizá porque su desarrollo psicológico me parezca más profundo o puede ser porque me atrae mucho más la genialidad única de Pendergast que la tristeza crónica de Scott.

Por eso «Reina roja» no estaría entre mis primeras recomendaciones a quienes quieran leer una buena novela policíaca. Pido disculpas.

Publicado en Libros, Novela

Cuídate de mí (María Frisa)

Dos mujeres que luchan por sobreponerse a los reveses de sus vidas, tanto profesionales como personales. Un violador que escapó a su castigo. Una venganza cruel que estremece las fibras más sensibles.

Y Zaragoza de fondo. Con su verano asfixiante, con sus rincones perfectamente dibujados de la mano de María Frisa. Un libro cuidado en todos sus detalles. Donde todo va encajando capítulo a capítulo en una narración ágil y que engancha alcanzando un climax fantástico. Con pequeñas incursiones al pasado que enriquecen la trama, aportando detalles que hacen que el lector se sienta más y más involucrado en las vidas de nuestras policías.

Un canto a la integridad profesional, a la superación de las barreras y las dificultades. No busquen ningún rasgo de series policíacas donde el ADN encontrado en un rincón oculto lleva a resolver el crimen. Aquí encontraremos humanidad, sensaciones, intuiciones, la búsqueda de la verdad aunque ésta implique más dolor. Porque la vida no siempre es justicia. También es perseguir a quien la justicia la toma de su mano.

La dualidad en la narración, centrándose en Berta y Lara alternativamente, es un recurso narrativo que nos hace alternar emociones variopintas de página en página. Podemos pasar de la euforia por un pequeño triunfo de una de ellas a la melancolía más absoluta en la madrugada sofocante mirando la luces de nuestra ciudad mientras acompañamos silenciosamente a la otra.

Una trama dura, muy dura, que retrata la realidad de los malos tratos, la impotencia de aquellas personas que tratan de ayudar y la crueldad de las vidas de aquellas mujeres que no consiguen escapar de sus miserables verdugos. Me niego a darles otro nombre. Ni maridos, ni compañeros, ni parejas.

Una novela negra pero donde las personas brillan con luz propia.

Publicado en Libros, Novela

A sangre fría (Truman Capote)

Como sociedad tenemos un problema para indagar en nuestros rincones más oscuros. No percibimos el lado malvado que nos rodea. Rectifico, no queremos percibirlo. Este libro de Capote es una bofetada seca a nuestra percepción simplista de la vida. Mostró con su libro que las novelas negras no sólo eran fruto del genio de un buen escritor y nos advirtió que esas novelas podrían estar describiendo la realidad. Y lo consiguió dando protagonismo a los asesinos. Contando su historia y haciéndonos testigos de sus disculpas y justificaciones.

No me malinterpreten, un crimen no tiene justificación ni disculpa. Nadie deberia poder quitar la vida a otro. La inmoralidad de este hecho es incuestionable. Pero también es cierto que detrás de un asesino hay una historia, posiblemente una familia, una niñez e incluso momentos de felicidad. ¿Qué se tuerce para llegar a cometer el acto más horrible?

Con «A sangre fría», somos espectadores de excepción a esas explicaciones. Podremos conocer con detalles tan precisos como sorprendentes la vida de dos asesinos que sin motivo aparente alguno quitaron la vida a una familia entera .

Su estilo es neutro, sin pasión ni drama. Esa fue la gran innovación del autor. Aportó un documento maravilloso en su forma, en sus contenidos y en la visión que aporta al lector. Nada en sus páginas nos hace pensar si él llegó a empatizar con los criminales. Mostró los hechos, a los protagonistas, las circustancias. Y todo encajó como un maravilloso puzzle que nos engancha desde las primeras frases.

Una crónica neutra, sin valores de juicio ni excusas. Tal y como él entendía que debia ser la labor de un periodista y nos regaló un relato estremecedor de la sociedad americana de los años sesenta.

Publicado en Libros, Novela

El lejano país de los estanques (Lorenzo Silva)


Escribir una novela en poco más de un mes, que encima la crítica lo alabe, que sea tal éxito de ventas que éste volumen signifique el inicio de una serie que en la actualidad va por el undécimo libro y ganar el premio El ojo crítico de 1998.

Visto lo visto, no será sorpresa si les digo que el guardia civil Bevilacqua y su ayudante Chamorro han formado parte de mi universo lector desde entonces.

En esta primera novela, ambientada en Mallorca, aparece muerta una ciudadana extranjera en casa de una amiga que ha desaparecido. Todo indica que ella es la culpable, pero nada más lejos de la realidad.

Conoceremos a Vila, abreviatura de ese apellido italiano que tanto juego dará. Psicólogo de formación, guardia civil por necesidad, bucea por lo más íntimo de las mentes analizando las razones del crimen, sin perder un humor ácido que le ayuda a protegerse del horror que le rodea. Pero sobre todo nos aportará una visión inedita de la benemérita muy humana y más cercana.

Lorenzo Silva defiende la conexión que se consigue al escribir y que es capaz de reunir a los seres humanos más allá del espacio y del tiempo. Brindo por muchos años de conexión. A la salud de Vila.

Publicado en Libros, Novela

Asesinos sin rostro (Henning Mankell)

Hablar de Wallander nos lleva a soñar con Suecia , con el frío, con crueles asesinatos. Pero sobre todo nos evoca al personaje que rompió los estereotipos del detective que estaba impreso en la literatura.


Hablar de Wallander es hacerlo de un inspector con insomnio, con unos hábitos de alimentación que hacen peligrar su salud. Es conocer a un policía que se mueve con un vehículo de segunda mano. Es amar a un hombre al que el amor siempre le da esquinazo.


Hablar de Wallander es leer a Henning Mankell. El precursor de la novela negra escandinava. Quien puso negro sobre blanco que los problemas de racismo, de miseria, de abandono, son generales en todos los países. Y que tenerlos presentes en una novela de misterio no sólo no la adulteraba sino que la hacia mejor.


Asesinos sin rostro es la primera de las novelas donde se nos presenta a Wallander y Mankell imprime las que serán las señas de identidad de la serie.
Y lo hace sin ahorrar ningún detalle de los personajes, haciendo que el lector conozca las debilidades en cada uno de ellos .

Esa es su gran fuerza, que a pesar de sus miedos, de sus caídas, ellos siguen adelante cumpliendo con su parte.

Hablar de Wallander es sonreír de felicidad. Ironías de su autor, porque nadie rie en sus páginas.

Publicado en Libros, Novela

La red de protección (Andrea Camilleri)

Quería comenzar esta maravillosa aventura con la reseña de uno de mis autores favoritos, Andrea Camilleri, y el último libro que se ha publicado del comisario Montalbano.
Quien se haya acercado al ambiente siciliano de sus anteriores novelas no se sentirá defraudado .
Como si fueran parte de nuestra vida diaria, reconocemos en sus páginas a cada uno de los protagonistas, a sus relaciones y sus personalidades.
Camilleri nos vuelve a deleitar con un Montalbano más gruñón que nunca , al que su curiosidad por investigar unos hechos le harán cuestionarse la necesidad de conocer la verdad.
Sin duda recomendable para los amantes de uno de los escritores referencia de la novela negra europea. Es un libro muy sencillo de leer que no calmará la sed por conocer el final del inolvidable comisario. Un final que ya está escrito y esperemos que se publique en breve.