Publicado en Libros, Novela

Tomates verdes fritos (Fannie Flagg)

Vamos a terminar la semana con una novela sencilla y muy dulce, en apariencia. Detrás de la historia que nos cuentan los distintos narradores de la obra se esconde una radiografía muy dura de la América de mitad de siglo pasado.
Un país que se escondía detrás se recetas dulces y bebidas gaseosas. Un pais que arrastraba el racismo, la pobreza, la guerra… Un rosario de vidas que intentaban sobrevivir dentro de un puzzle muy complicado.
La historia que nos trae Fannie Flagg consigue que queramos ir de inmediato a conocer el famoso pueblo de Whistle Stop. Sin poder evitarlo nos convertirmos en amigos de casi todos sus habitantes. Sufrimos con ellos, reimos con su felicidad y, de repente, nos encontramos susurrando consejos a cada uno de ellos. Porque la novela, y su autora, nos devuelve la fe en la vida, en las buenas personas.
Es una lectura engañosa, que no se confíe el lector. Detrás de las recetas, del humor irónico, hay mucho más de lo que parece. Hay una lectura sosegada, que se disfruta y sufre con tranquilidad. Es un libro para ese rincón especial que nos reservamos para nosotros y nuestra intimidad.
Por una vez, y sin que sirva de precedente, me gustó su adaptación cinematográfica. Aunque es mucho mas edulcorada y menos polémica con ciertos aspectos que sí se muestran en la novela. De todas formas, un buen complemento a una novela que remueve el alma.

Publicado en Libros, Novela

El cartero llama dos veces (James M. Cain)

Dicen que la vida siempre da una segunda oportunidad. Hay quién no cree en este axioma y hay quién tiene una fe ciega en la supuesta certeza. Yo, por mi parte, mantengo una postura espectante y, supongo, que hasta el último de mis días no dispondré de una respuesta satisfactoria.
Bromas aparte, la novela de hoy trata de esas oportunidades que parecen hechas para compensarnos por los golpes que la vida reparte a diestro y siniestro. Una novela sobre personas que esperan y desesperan por un instante de buena fortuna. Pero, de ahí mi excepticismo, hoy tenemos a dos perdedores. Dos protagonistas que son golpeados por todo y todos.
El cartero llama dos veces, el siempre se añadió después, es una novela negra, publicada en el año 1934. Su autor, James M. Cain, consiguió una novela de atmósfera sensual, muy erotica para los cánones de la época y su publicación estuvo rodeada de polémica. Un hecho que le ayudó a convertirse en una de las novelas más vendidas de su época. Pero, sobre todo, consiguió situarse en la cima de los mejores creadores de novela negra americana. No en vano, aparece en casi todas las listas de mejores libros que existen .
Además, lo hizo con dos protagonistas que no cumplían el prototipo de malhechores. Son dos personas que simplemente se enamoran y se dan cuenta que no tienen oportunidad de vivir su amor.
El vive de trabajos eventuales, ella está casada con un hombre mayor que ella. Un amor contaminando por el pasado de los dos y en constante lucha entre lo correcto y la pasión.
El cartero llama dos veces no es solo una novela negra. Con un estilo rápido, casi atropellado, hace una pequeña foto de los problemas que aquejaba a la sociedad norteamericana. Se estaba intentando salir de la gran depresión y no todo el mundo pudo hacerlo sin sufrir excesivos daños.
Las semanas anteriores os hemos recomendado una serie de novelas cortitas para empezarlas y terminarlas en un fin de semana. La de hoy es una gran recomendación para sumar a las demás.
Antes de ver sus adaptaciónes cinematográfica, os recomiendo leerla. Es mucho más compleja y rica que las películas.

Publicado en Libros, Novela

Lo que el viento se llevó (Margaret Mitchell)

Vamos con uno de esos títulos que son míticos. Quizá no tanto por el impacto literario, sino mas bien por su adaptación al cine. Pero, aún con todo, no estamos ante el caso de una novela que hubiera pasado desapercibida sin la fama de la película. La odisea sureña de Margaret Mitchell ganó el Pulitzer por derecho propio, y lo hizo contando una historia desde el bando perdedor y con unos protagonistas que distaban mucho del arquetipo de las novelas románticas al uso.
Lo que el viento se llevó nos cuenta las aventuras, y penurias, de unos personajes inmersos en plena guerra de la Secesión americana. Y lo hace, como decíamos antes, desde la perspectiva de los estados del sur, los que terminarian perdiendo el conflicto.
No es, ni mucho menos, una reivindicación al modo de vida que imperaba en esos estados. De hecho, a lo largo de sus páginas hay críticas hacia el estilo de vida de los grandes terratenientes, que eran los motores económicos y sociales de la época. Falta la crítica más impórtate: al racismo. Pero la novela y su autora estaban inmersas en un tiempo muy convulso, con una sociedad segregada hasta extremos inaceptables hoy en día.
Y, al igual que defendamos ayer, debemos ser críticos en nuestras lecturas y dejar el valor literario de la obra, sabiendo que queda mucho camino por recorrer en el tema del racismo, pero siendo conscientes de los avances.
Una lectura larga, aunque no pesada. El aspecto más difícil de asimilar de sus páginas es aceptar que los dos personajes principales sean tan imperfectos. No es que sean humanos, con sus defectos y virtudes, es que la novela avanza gracias al lado oscuro de cada uno de ellos. Pero, tal vez, esa sea la gran virtud de la novela: construir un relato épico a través de unos personajes oscuros.
Una gran recomendación para quién busque una lectura ligera de verano. Es entretenida, emocionante y con un trasfondo histórico muy bien dibujado. Así que… A disfrutar.

Publicado en Libros, Novela

Bailando con lobos (Michael Blake)

Me sigo reiterando en mis palabras: una película nunca superará a la novela en la que se basa. Y reconozco adaptaciónes muy buenas como la que se realizó de la trilogía El señor de los Anillos. Pero la magia del negro sobre blanco jamás será igualada por el cine.
Toda estas lineas anteriores vienen a cuento de un libro que se vió engullido por una pelicula que acaparó elogios y millones de recaudación.
Si hablamos de Michael Blake pocas personas reconoceran al escritor que está detrás de esta magnífica novela. Y menos son los que han leído algún otro trabajo del escritor norteamericano.
Es cierto que Blake sustentó su fama detrás de un excelso trabajo como guionista, pero cuesta creer la escasa repercusión que ha tenido fuera de su país.
Con Bailando con lobos nos trajo un viaje hacia un mundo que se perdió no hace tantos años. La conquista del Oeste, con esa visión idílica de las praderas, fue un conflicto sangriento con un perdedor muy claro; tanto la población nativa como el ecosistema que les daba sustento desapareció bajo la codicia de los nuevos colonos que llegaban desde el este.
La historia, tan conocida por su adaptación cinematográfica, es apasionante y el autor consigue hacernos sentir los sentimientos de incomprension e injusticia de los protagonistas. Ese fue el gran valor de la obra. Sus descripciones son fascinantes y nos traen esas praderas llenas de vida. Los personajes, con diálogos llenos de sentido común, acertados, agilizan la historia y transmiten la manera de entender la simbiosis con la naturaleza que tenian los nativos. No es una novela complaciente con el papel del colono americano, ni tan siquiera con el ejército. Y me temo que las atrocidades que se narran se quedan cortas para la dura realidad que se debió desarrollar. Tampoco hay que caer en el inocente paternalismo y considerar que todo fue malo, pero desde luego, el «progreso» de unos supuso la extinción de una forma de vida.
Para quien se quedó con ganas, después de un final muy abierto, hay una segunda parte titulada El camino sagrado.
Y sí, la película está muy bien, pero el libro es muchísimo mejor.

Publicado en Libros, Novela

Las aventuras de Tom Sawyer (Mark Twain)

Teníamos una cuenta pendiente en el blog con uno de los escritores más importantes del siglo XIX. Más de un año de reseñas y era imperdonable que el creador de uno de los personajes juveniles más conocidos no hubiera aparecido.
Mark Twain fue el gran impulsor de la narrativa norteamericana, dotándola de unas caracteristicas propias que otros autores han continuado.
Hoy os traemos su obra más conocida, con la que consiguió la inmortalidad. Incluso quién no se haya acercado a sus páginas podrá reconocer escenas sueltas y personajes, tal es su legado. La cultura popular le debe mucho a ese muchacho, apenas adolescente, de mente despierta, que anda siempre detrás de aventuras y emociones. Los capítulos de Tom Sawyer nos acerca a la vida cotidiana de una Norteamérica incipiente, con sus virtudes y defectos. Twain fue un magnífico observador, lo que unido a un sentido del humor excepcional, dejó un universo tan reconocible como universal.
Poco podemos comentar de la historia, pues su argumento ha sido repetido, adaptado, tergiversado, y parodiado en medios tan diversos como la televisión, el cine o el cómic. Sus protagonistas, inmortales como su autor, nos acompañan desde nuestra propia adolescencia, e incluso uno de ellos, Huckleberry Finn, tuvo la gloria de protagonizar una continuación.
Lo que destaca de esta obra son unos diálogos con chispa, llenos de humor. Las situaciones son entretenidas, pero lo que las hace inolvidables son esos intercambios coloquiales, esas frases que nos quedan grabadas a fuego y confirman a Twain como un agudo crítico de la sociedad de su tiempo.
Quien se acerque a Tom Sawyer se encontrará un libro divertido, entretenido, crítico, profundo, tierno,… Una obra maestra sin paliativos que merece la pena volver a revisitar de vez en cuando.

Publicado en Libros, Novela

El último mohicano (James Fenimore Cooper)

Corría el año 1757 y franceses e ingleses estaban en plena guerra de los siete años. Una guerra que comenzó con el propósito de controlar las colonias norteamericanas y que involucró a los nativos indios.

La pluma de Cooper trazó con maestría las bases de la novela de aventuras del lejano Oeste. Aunque lo curioso de esta novela es que está ambientada en el este, concretamente en el estado de Nueva York. Por encima de los protagonistas, el libro es un elogio a los paisajes salvajes de Norteamérica, al modo de vida de sus nativos. Un canto del cisne sobre una forma de entender la simbiosis entre hombre y naturaleza.

Volviendo a sus protagonistas, alguno de ellos han superado a la novela y su influencia posterior en la cultura del salvaje oeste es indiscutible. Quién no recuerda a Uncas, el último de su raza. O al gran cazador blanco, Ojo de halcón. Y como no, Cora y Alice, sus temperamentos, su influencia en las decisiones cruciales y la fuerza que imprimen a la novela, hacen de ellas las verdaderas heroínas de la novela. Mezcla de novela de aventuras e historia,  los hechos narrados así como sus personajes son una mezcla entre ficción y realidad. La intención del autor no fue tanto realizar un estudio histórico de la guerra, sino trazar un retrato de esa época, con tintes épicos, sobre los efectos del avance de la colonización y la pérdida que la civilización supuso para los habitantes nativos.

Aunque su estilo resulta en ocasiones recargado, lo que le valió las críticas de Mark Twain, el magnífico desarrollo de la trama, la ambientación sublime y unos, repito, protagonistas tan únicos e irrepetibles, conforman un libro que tuvo y tiene un éxito sin precedentes en la literatura americana.

Por una vez sí quiero recomendar la película de 1992 sobre esta novela. Aunque con poco parecido en muchas partes de su desarrollo, sí consigue transmitir ese espíritu salvaje que logra el libro. Además, para los amantes de la música, su banda sonora es una de las más bonitas jamás escrita. Merece la pena solo por eso.

Un libro para saborear la libertad de vivir en armonía con la naturaleza y que hemos perdido. No podemos obviar la tristeza y melancolía con la que Cooper lo escribió. Un sentimiento que se tiene a lo largo de todas sus páginas y tiene como colofón las palabras finales del libro. Os animo a descubrirlas.

Publicado en Libros, Novela

Lolita (Vladimir Nabokov)

Cuando la semana pasada acabé La verdad sobre el caso Harry Quebert, no pude dejar de pensar en la similitud entre esa historia y la que Nabokov nos legó en su Lolita. Por fortuna, Dicker esconde las escenas más íntimas de la pareja. Pasa de soslayo por donde Lolita se ensaña.
Leí Lolita pasada la treintena y aún así, no pude dejar de sentir en ciertos momentos incomodidad cuando llegaba a determinados pasajes.
Podría ser calificado como un retrato magistral sobre la atracción de un hombre maduro y una niña, pero todo el ruido mediático que se ha producido desde su publicación en 1955 ha silenciado sus cualidades literarias. Me imagino que sucede como cuando en nuestro país estrenaron la película El último tango en París. Miles de españoles traspasaron la frontera por un deseo febril de ver un film de alto contenido erótico. Pero prácticamente nadie comentaba su valor como película, todo fueron críticas hacia la sexualidad que se permitía enseñar. De igual manera ocurrió con Lolita. La calidad narrativa de Nabokov está fuera de toda duda: en este libro hay pasajes líricos bellísimos que nos atrapan, dentro de una atmósfera que oprime tanto como el calor asfixiante que padecen nuestros protagonistas. Sin embargo, y a pesar de ser considerada una obra fundamental de la narrativa, el acercamiento del lector es más fruto del morbo que del interés cultural.
Estamos ante un libro que siempre generará polémica. Una historia que divide a los que encuentran un libro excesivo en su contenido y otros que defienden una historia de pasión escrita de manera maravillosa.

Publicado en Libros, Novela

La carretera (Cormac McCarthy)

Tengo una predilección por las novelas cortas. No por lo obvio de terminarlas antes, aunque hay casos en que terminar un libro es un triunfo. No. Mi afición por las novelas cortas radica en leer un relato complejo, que me atraiga y me sumerja en él, con el menor número de páginas posible. Es como si propusiera un reto al escritor y deseara que me venciera. Es una dulce derrota encontrar una narración corta pero que me conmueve todo el alma.
Con La carretera,  McCarthy me venció desde la primera página. Cada línea de su texto es un pedazo de pensamiento que se va introduciendo en mi y deja un poso que lentamente varía mi forma de ver la vida.
La historia es sencilla, simple incluso. Nos encontramos en un mundo que ha sido devastado. Un padre y un hijo viajan, solos, escondiéndose de los pocos habitantes que quedan.
Las sensaciones que produce su lectura son intensas. Por un lado sentiremos la conexión que a cada paso se va intensificando más y más entre el padre y el hijo. Por otro lado, el ahogo al sentir un mundo sin vida, o cuando menos hostil en la poca que queda.
Poco espacio para la esperanza de un final feliz, sin embargo existe un camino, una carretera que se recorre con la certeza que después de una curva veremos la luz.
No puedo más que recomendar este libro, sencillo, casi espartano en su narración, que sin embargo nos sugiere tantas y tantas emociones.
Normal que en el 2007 recibiera un más que merecido premio Pulitzer.
Un viaje vital a través de los ojos de un niño.

Publicado en Libros, Novela

El color púrpura (Alice Walker)

El drama del racismo es una lacra que golpea, cada día más, a nuestra sociedad, pero este libro nos descubre que existe una realidad más sórdida aún.

Alice Walker, en la década de los ochenta, escribió un libro sobre una mujer afroamericana sometida a los abusos de su propio colectivo. No solo era la denuncia del racismo que se manifiesta de forma tan abierta en la sociedad americana, era además, poner en el centro del debate la misoginia y el maltrato a los que son sometidas por el hecho de ser mujeres. Habitualmente pensamos que el racismo y el maltrato es propio de la raza blanca hacia los demás, pero, lamentablemente, es universal.

La protagonista de hoy, Celie, narra en forma epistolar su vida a lo largo de más de 30 años. Una vida marcada por la violencia que sufre, sus creencias en Dios, al que se aferra con desesperación en un intento de no caer más y, lo más importante, su amor incondicional por los suyos. Pero es precisamente este amor a sus hijos y esta fe lo que le supone postergar su lucha y sus sueños.

En su momento, esta novela ganadora del Pulitzer y del Américan Book Award levantó muchisima polémica al poner sobre la mesa la opresión de la mujer afroamericana por parte de sus maridos o familias.  

El lector se encontrará con una mujer extraordinaria. Aunque al principio sus pensamientos y reflexiones nos pueden molestar por su simpleza, el personaje evoluciona de una forma constante a lo largo de sus páginas hasta descubrirnos a una mujer por encima de todo valiente y entregada. Una evolución que nos ayuda a entender su pensamiento.

Una novela imprescindible para quien quiera conocer que el racismo es solo una pequeña porción de la opresión que sufren las mujeres racializadas.

Publicado en Libros, Novela

Luz de agosto (William Faulkner)

Tengo que admitir que Luz de agosto no es un libro fácil de leer, por lo que quizá no sea una buena propuesta para todos los públicos ni para todos los momentos. Se puede decir que está dirigida fundamentalmente a lectores ya formados, que disfruten de los libros (evítese usar a Faulkner como autor para iniciar a la lectura) y en un momento en el que puedan digerir un texto complejo, que demanda cierta dosis de atención y una cierta capacidad de aguante a temas escabrosos y tonos incómodos, como luego comentaré.

La primera dificultad de esta novela radica en el modo en el que está escrita. Y es que el autor escribe constantemente como si el pobre lector/a supiera más de lo que sabe. Mientras lees, la sensación de que te estás perdiendo algo, de que tienes que estar muy atenta es algo incómoda, aunque a la vez supone un reto muy sugerente. Se trata, en definitiva, de un escritor exigente con sus lectores, que no les permite una lectura desatenta ni superficial.

Por otra parte, está el mundo que describe, tan ajeno a nosotros, afortunadamente. El machismo y sobre todo el racismo lo impregna todo, hasta el absurdo. Una sociedad extremadamente conservadora, que ahoga a los que viven (por nacimiento o por elección) fuera de los estrechos márgenes de su moralidad.

Como siempre, dichas normas de comportamiento son especialmente estrictas para las mujeres. De ahí las dificultades a las que se enfrenta la protagonista, embarazada de un canalla de medio pelo al que busca, incansable, de pueblo en pueblo.

Una sociedad puritana y egoísta que deja fuera a cualquiera que sienta ligéramente ajeno. Y como siempre, algo tan superficial como el color de la piel se convierte en el centro de atención. Más aún, basta con tener un antepasado que fuera negro para ser tachado de tener «sangre negra» y convertirse así en la diana de toda la intransigencia social.


Como veis, os traigo hoy un libro duro y difícil pero, dicho esto, tengo que acabar diciendo que es un libro que merece la pena leer. Está maravillosamente escrito, con unos personajes que parece que se van a salir del papel, de lo vivos que están. La sociedad que describe, por mucho que nos desagrade, existió no hace tanto y permite entender determinada realidad actual. También nos previene de comportamientos actuales que perpetúan, aunque sea mínimamente, el racismo, el clasismo y el machismo de entonces.

Curiosamente, el libro de Faulkner nos hace ver nuestra sociedad de un modo más amable (en comparación con aquella, en esta se respira), al mismo tiempo que nos previene para que no volvamos a aquellos abismos. Porque cuando uno cierra esta novela no puede evitar pensar que hay que ser muy cuidadosos con estos comportamientos, pues no estamos del todo a salvo de este sinsentido.