Publicado en Libros, Novela

El anarquista que se llamaba como yo (Pablo Martín Sánchez)

¿Qué harías si un día, al escribir tu nombre en Google, descubrieras que en el siglo XX hubo una persona que se llamaba igual que tú, con el mismo nombre y tus dos apellidos? ¿Y si la única referencia que encontraras fuera que fue un anarquista, capturado y condenado a muerte? Desde luego, si me hubiera ocurrido a mí, mi reacción habría sido la misma que la que tuvo Pablo Martín: seguir investigando para conocer más de su historia.

Lo que descubrió, tras una difícil investigación llena de callejones sin salida, mereció la pena. Y es que su tocayo había tenido una vida digna de ser novelada. Como si fuera fruto del destino, este libro aúna lo mejor de los dos Pablos: la historia épica que vivió el Pablo anarquista y el buen oficio del Pablo escritor. Porque la verdad es que este hombre escribe como los ángeles.

El personaje de Pablo es, desde luego, lo mejor del libro. Adoro a ese pequeño que no lloró al nacer y que no dijo una palabra hasta que nació su hermana y entonces, al mirarla, dijo «guapa» (no está mal como primera palabra); al niño que correteó una mañana por las calles de Madrid y se encontró de frente con la magia del cinematógrafo; al adolescente que recorrió a lomos de un burro la España profunda de principios de siglo; al joven enamorado, que es capaz de lo que sea por encontrar a su amada desaparecida; al soñador que no sabe decir que no a su destino; y, sobre todas las cosas, adoro al vampiro que murió dos veces o tal vez ninguna.

Pablo es lo mejor, sin duda, pero no es el único aliciente del libro. Porque a su lado conocemos de cerca la España de principios del siglo XX: la pobreza del país durante el reinado de Alfonso XIII, los movimientos anarquistas que intentaron terminar con su vida, la semana trágica de Barcelona y el golpe de estado de Primo de Rivera.

Viviremos este periodo desde la vida de un joven periodista que coquetea con el movimiento anarquista, más por las relaciones personales que mantiene que por fuertes convicciones políticas. Saldremos exiliados con él a Francia, donde nos encontraremos con la intelectualidad española más interesante. Oiremos hablar del movimiento anarquista argentino, conoceremos grupos naturalistas que conciben la existencia de otro modo y seremos testigos de uno de los peores intentos de rebelión jamás llevados a cabo.

Tengo que confesar que yo no suelo releer los libros que me gustan, pero este es una excepción. Lo he leído de principio a fin 3 veces y vuelvo de vez en cuando a releer pasajes. No me canso de él.

Publicado en Eventos, Exposiciones

Premio internacional de fotografía Luis Valtueña

La tarde de ayer fue emoción a flor de piel.  Fuimos a ver las fotografías más destacadas en el 24° premio internacional Luis Valtueña, que actualmente se expone en el Centro Joaquín Roncal, en la calle San Braulio, 5-7 de Zaragoza.

Son unos premios que Médicos sin fronteras organiza desde 1997 en homenaje a cuatro voluntarios asesinados en Ruanda y buscan promover valores de solidaridad y compromiso.

En la edición de este año, el jurado tuvo que elegir al ganador y los finalistas entre más de 6400 fotografías. Tarea ingente por la cantidad  pero también por el impacto de ver todas esas imágenes tan duras que muestran una faceta del ser humano que permanece oculta la mayor parte del tiempo: somos nuestros peores enemigos.

El ganador fue Santi Palacios, por su trabajo al plasmar en imágenes la situación que han vivido nuestros mayores durante el momento más duro del confinamiento. Fotografías de esas personas, ancianos y cuidadores, que durante meses vivieron aislados y olvidados. Acompaña a sus fotográfias un pequeño documental que narra cómo vivieron ese momento tan duro personas que, y cito, «ya han vivido una guerra civil, las penurias de la posguerra, el franquismo, la transición, la llegada del nuevo siglo y ahora, la pandemia».

También fuimos testigos mudos y emocionados de las fotografías de los finalistas, Luis Sergio, Sergei Stroitelev, Emeke Obanor y Nicoló Filippo Rossi. Sus fotografías y las historias que las acompañan son un recordatorio doloroso de la injusticia y desigualdad.

Una exposición para disfrutar por la belleza de sus instantáneas, para reflexionar sobre las cosas que quedan por hacer, para agradecer la vida privilegiada que tenemos y para no olvidar jamás que siempre podemos dar un poco más de nosotros mismos.

Una maravillosa tarde.

Publicado en Libros, Novela

Cometas en el cielo (Khaled Hosseini)

 Hay libros que son sorpresas muy agradables. Lecturas que se cogen por aburrimiento o en un momento en el que no se tiene otro libro a mano y que impactan de lleno, se leen casi de tirón y con una sonrisa en la mirada.

Cometas en el cielo pertenece a ese grupo. No esperaba en lo más mínimo una lectura tan fresca y amena. Bajo una sinopsis muy común se esconden unas páginas llenas de humanidad y ternura.

Conoceremos la historia de una amistad que sobrevive a la separación, al horror que marca de por vida. Pero sobre todo, leeremos una historia de amor fraternal y de perdón. Una conexión que dibuja la vida incluso estando separados.

Con un estilo muy ameno, su lectura es fluida y agradable. Pasan los capítulos y el interés crece a cada página. Nos convertiremos en observadores privilegiados de un Afganistán muy diferente al actual siendo este punto uno de los más bonitos de la novela. Cuesta imaginar esas ciudades, que todos hemos visto en las noticias devastadas por décadas de guerras, tan llenas de vida, con cines, restaurantes y tiendas. No hace tanto era la realidad de ese país y ojalá en un futuro no muy lejano todo vuelva.

Disfrutaremos de las pillerias de dos niños, tan iguales como nosotros hemos sido hace tiempo. Sonreiremos con sus juegos y nos evocaran a buen seguro una parte muy importante de nuestra infancia.

El autor, médico de profesión, nos lleva hasta su vida lejos de su país. Y no lo hace con clichés dramáticos de inmigración sino relatando de manera muy directa y humana el día a día de una comunidad que se ayuda y protege. No hay dramas ni recursos fáciles para provocar nuestra lagrima, sólo un relato de amor y apoyo.

Porque al final, aquello que nos es querido deseamos perdure con nosotros. Sea un amigo, un vecino o un familiar. Como uno de los protagonistas dice en varias ocasiones, «por ti lo haría mil veces».

Casi tantas como yo recomiendo su lectura.

Publicado en Libros, Novela

La nieta del señor Linh (Philippe Claudel)




A la hora de escribir esta reseña mi pulso tiembla y lo hace al llegar a mi mente, en oleadas, las imágenes de los campos de refugiados, de los cadáveres que aparecen en las playas, de los políticos de buenas palabras y nulas acciones.

La historia que Philippe Claudel nos regala es tan actual que nadie diría que fue escrita en 2006. Narra la huida de un abuelo con su nieta en brazos, el único lazo que queda de su familia. Huye de una guerra que ha destruido a su familia.
Y su huida le trae soledad, incomprension y rechazo.

Esta pequeña joya nos hace reflexionar sobre la hipocresía de acoger a refugiados para simplemente dejarlos apartados.
Nos toca la fibra sobre el desarraigo que sufren millones de personas.

Y todos estos pensamientos tan duros los retrata a través de un libro maravilloso, lleno de ternura y con dos protagonistas heridos que luchan al límite de sus fuerzas contra la soledad y la locura.

Esta obra nos regala esperanza y fuerza para levantarse y cambiar el mundo. Ya estamos tardando en hacerlo.