Publicado en Resumen de lecturas

Nuestras 10 mejores lecturas de 2021

Este año ha sido excelente en lecturas. En parte gracias a la existencia misma de este blog, que nos motiva a leer, al reto de #retopatas que sigo cada año, a nuestro querido club de lectura y de toda la comunidad de lectores a los que seguimos en Twitter, WordPress, Facebook o YouTube.  Es increíble la cantidad de gente que uno encuentra con las mismas pasiones de uno si se pone a buscar en la red.

En total Javier y yo hemos leído 50 y 55 libros respectivamente, de los cuales un total de 19 libros (en mi caso) y 22 (en el suyo) recibieron la nota máxima. Con estas cifras podéis imaginar lo que nos ha costado crear esta lista con nuestros 5 mejores libros. Allá vamos

En el número 5

Mamen. En el quinto puesto de los libros del año yo tengo a una vieja conocida, una autora que me lleva acompañando varias décadas de mi vida y que hasta el momento no me ha defraudado jamás. Entra con un ensayo sobre la pérdida prematura del compañero de vida. Y lo hace, además, contándonos la vida de M. Curie. Maravilloso

https://elsitiodemirecreozaragoza.wordpress.com/2021/08/17/la-ridicula-idea-de-no-volver-a-verte/

Javier. Mi último lugar, de honor eso sí, es para La hija del caníbal. Ha sido mi descubrimiento tardío de una escritora excepcional. Curiosamente, Rosa Montero ha entrado en nuestro top 5. Poco más se puede añadir.

https://elsitiodemirecreozaragoza.wordpress.com/2021/06/03/la-hija-del-canibal-rosa-montero/

En el número 4

Mamen. En el cuarto puesto tengo a un premio Nobel. Me daba cierto respeto, pues pensaba que era un autor excesivamente filosófico y difícil de leer, pero nada más lejos de la realidad. La obra que se ha colado en esta lista es una novela extensa que se lee fácilmente y que cuenta la vida de una familia acomodada que en pocas generaciones pierde su estatus privilegiado. Seguiré leyendo al autor

https://elsitiodemirecreozaragoza.wordpress.com/2021/12/09/los-buddenbrook-thomas-mann

Javier. Aunque me quedan aún dos de los tres libros que conforman la trilogía, La forja, de Ramón Barea me entusiasmó muchísimo con el retrato de una España muy dura llena de personajes entrañables. Además, tiene una forma de escribir muy bonita. En ocasiones siento que hay poesía en sus capítulos.

https://elsitiodemirecreozaragoza.wordpress.com/2021/06/21/la-forja-arturo-barea/

En el número 3

Mamen. El tercer puesto vuelve a ser para un ensayo de un viejo conocido. Como no dejo de repetir, lo considero mi autor favorito desde hace unos años. Tengo mucha suerte, porque fue muy prolífico y tengo muchas horas por delante de disfrute.

https://elsitiodemirecreozaragoza.wordpress.com/2021/04/25/el-mundo-de-ayer-stefan-zweig/

Javier. Mi relación con Lorenzo Silva presumo llegará hasta el final de mi vida. A cada entrega de Vila y su equipo, me atrapa aún más. Este libro ambientado en El País Vasco, lleno de humanidad y recuerdos, es su novela más redonda.

https://elsitiodemirecreozaragoza.wordpress.com/2021/08/06/el-mal-de-corcira-lorenzo-silva/

En el número 2

Mamen. Al segundo puesto ha pasado la que fue mi mejor lectura de la primera mitad del año. Es una novela que no me ha abandonado desde que la leí. La sensación de desamparo del migrante que busca a toda costa una oportunidad para vivir se me quedo adherida a la piel. Es uno de esos libros que te enseñan a ver el mundo desde el otro lado. Un imprescindible.

https://elsitiodemirecreozaragoza.wordpress.com/2021/05/23/las-uvas-de-la-ira-john-steinbeck/

Javier. Una novela muy grande, escrita de forma deliciosa y con un protagonista que se ha quedado conmigo. Desde su primer capítulo no pude separarme de todo lo que le sucede. Sufrí, reí, me emocioné. Aún a pesar de su extensión se me hizo muy corto

https://elsitiodemirecreozaragoza.wordpress.com/2021/07/13/el-jilguero-donna-tartt/

En el número 1

Mamen. Y mi número uno de 2021 es la mejor novela que he leído en mi vida. La técnica narrativa, los.personajes, el clima, el argumento, la estructura… Dickens es un maestro y en esta obra uno puede encontrar todas las claves de cómo escribir bien. Inmejorable.

https://elsitiodemirecreozaragoza.wordpress.com/2021/11/07/grandes-esperanzas-charles-dickens/

Javier. Mi primer puesto indiscutible. Cuando acabe esta novela, tenía muy claro que había leído una joya de la novela negra. Su trama, sus personajes, las historias secundarias que recorren sus páginas me hicieron sentir tan a gusto como hacía tiempo que un libro que hacía sentir. He tenido dudas con los otros libros, incluir o excluir algunos y sus posiciones, con este, no. Mi ganadora del año.

https://elsitiodemirecreozaragoza.wordpress.com/2021/09/01/la-verdad-sobre-el-caso-harry-quebert-joel-dicker/
Publicado en Resumen de lecturas

Lecturas de diciembre

Hoy termina el año y con él este repaso a las lecturas de 2021 que llevamos haciendo Javier y yo estas últimas semanas. Diciembre ha sido un mes magnífico. Hemos leído 7 libros cada uno y ha habido grandes lecturas.

Fracasos

Ya sabéis, los que seguís el blog, que no he podido con los cuentos de Poe. No puedo con el terror, ni con la descripción de la crueldad… me ha costado la vida misma leerlo y algunos cuentos han ido en diagonal. Un fracaso.

Lecturas discretas

Dos libros de los que me he leído han recibido un 3 sobre 5. En ambos casos ha sido porque el género no me acaba de convencer. El primero es una fábula, bonita, bien contada, pero que no me ha llegado como una novela de las que vienen después. El segundo es el típico libro de detectives que no acabó de engancharme.

Mejores libros

Este mes he leído tres de los mejores libros del año: los Buddenbrook, un libro maravilloso sobre una saga familiar del gran Thomas Mann; El Gran Gatsby, que fue tan buen libro como me esperaba y Malos Presagios, de Günter Grass, que es un autor que me encanta.

Además, Javier y yo leímos juntos algunos cuentos de Maupassant. Un verdadero maestro del género.

Javier : para mí ha sido un mes muy bueno. Lo he dedicado a lecturas atrasadas y pequeños caprichos. Y he tenido mucha suerte con las elecciones.

Comienzo con El nido de la araña, de María Frisa. Una autora que ya me había sorprendido con el primer libro que leí de ella, y volvió a hacerlo. Un libro que te mantiene en tensión a lo largo de todas sus páginas.

Volví a uno de los autores que están en mi olimpo: Zweig. Le tocó el turno a dos pequeños relatos que como siempre me dejaron con la sensación de haber saboreado la mejor prosa que nadie ha sido capaz de imaginar jamás.

Como ya he comentado, ha sido unos días de lecturas de capricho, y eso significa en muchas ocasiones sumergirme en el mundo de la novela gráfica. Comencé con Maus, una historia escalofriante que, por muchas veces que podamos acercarnos a ella, no deja de asustarnos en cada ocasión. Un clásico imprescindible del género. Seguí con mi regalo del amigo invisible y me reconcilió con Astérix y Obelix; nada mal para ir terminando bien el año. Y en estos días he acabado una de las mejores novelas gráficas españolas. La historia que narra Arrugas merece un sobresaliente por el tratamiento que hace de temas tan duros. En los próximos días encontraréis la reseña.

Publicado en Resumen de lecturas

Lecturas de noviembre de 2021

El penúltimo mes del año fue un mes de nuevo fructífero en lecturas: 5 cada uno, ningún fracaso y solo dos con puntuación mediana (las dos mías)

Lecturas discretas

Las dos lecturas que merecieron una puntuación de 3 sobre 5 fueron La historia de tu vida y El lamento del perezoso. El primero de estos libros es una colección de cuentos, en los que hay relatos buenísimos.y otros que no me dijeron nada. De ahí la nota. El segundo es un libro de autoficción, género que no soporto, pero a pesar de ello está bastante bien resuelto, por lo que no fue un rotundo fracaso.

Grandes libros

En noviembre leímos en el club de lectura el maravilloso libro de El infinito en un junco y lo disfrutamos mucho. Como le dedicamos ya mucho tiempo del blog, creo que no necesito añadir mucho más.

Además, yo tuve dos grandes lecturas: Adiós, señor Chips, mi primera adquisición de la editorial Trotamundos (no será la única) y la insuperable Grandes Esperanzas de Dickens. Ya os lo dije, pero creo sinceramente que seas del tipo de lector que seas esta es una novela que puedes disfrutar.

Javier: Aunque la sensación era agridulce, pues la serie sobre Montalbano está llegando a su fin, y en algun detalle se nota el cansancio del escritor, El método catalanotti vuelve a dejarme pinceladas de genialidad y la perenne sonrisa. Una gran lectura para descubrir a uno de los escritores más leídos de Europa.

Tenía muchas ganas de leer a Daniel Gascón. La fama de la novela está más que justificada y, desde luego, su sentido del humor es maravilloso. Una radiografía de nuestro país, tamizada por las torpezas de su personaje.

Me gusta variar de una lectura a otra, y después de Gascón era cita ineludible Zweig. Mendel el de los libros es un maravilloso pequeño relato sobre el amor infinito a los libros. Una crónica pesimista sobre el ser humano y la guerra, pero ¡qué bien escrita está!

Para terminar el mes seguí la recomendación de Mamen y me aventuré a conocer a Martínez de Pisón. Dientes de leche me duró apenas unos pocos días, con una historia fantástica y unos protagonistas que estarán conmigo mucho tiempo.

Publicado en Resumen de lecturas

Lecturas de octubre de 2021

En octubre leí 5 libros y Javier 4. En general, fue un mes bueno, sin lecturas discretas, aunque cada uno de nosotros tuvo un sonoro fracaso

Fracasos

En realidad, el mío fue esperado y anunciado. Uno de los puntos del reto que sigo pedía leer un libro de poesía que no fuera ni europea ni americana. Para mí, que no consigo que me guste la poesía, acceder a una obra traducida y fruto de una cultura de la que nada sé, el fracaso era probable. Este es mi nombre me llegó en una preciosa edición bilingüe, pero no lo disfruté

Javier: sé positivamente que la culpa es mía, no de Asimov que cuenta con legiones de seguidores, pero Fundación me superó y terminarlo fue un triunfo.

Grandes libros

Este mes, en el club de lectura leímos los cuentos de Chéjov y tanto Javier como yo disfrutamos con ellos bastante, como para darles un 4/5. Es cierto que muchos de ellos eran una tristeza insoportable y que yo echaba de menos una estructura más conservadora, pero la verdad es que es una delicia leerle por lo bien que escribe y aprendimos mucho de la Rusia de su época.

En octubre descubrí también a Paloma Serrano. Su primera novela es un dulce canto a la vida ante la pérdida del padre. Ya os dije entonces lo mucho que me gustó. Además, supere un viejo conflicto. Si a los tres o cuatro años odiaba a aquella niña pelirroja que se subía a las mesas y lo rompía todo, la Mamen adulta encuentra adorable a Pippi. Os recomiendo una nueva mirada a este archiconocido personaje.

Pero la mejor lectura del mes fue sin duda El nido de la araña, de María Frisa. Yo no soy buena lectora de novelas de asesinatos, independientemente de que sean negras, thriller o simples novelas de detectives. Tienden a aburrirme al tercer muerto. Sin embargo, este libro me mantuvo enganchada del principio a fin y me gustó cómo está resuelto. Recomendada.

Javier: para compensar mi sinrazón con Asimov, quise apostar mi siguiente lectura a un valor seguro. Aquitania fue una gran lectura,con el pequeño inconveniente de que podía haber dado un poco más de sí.

El jilguero ha sido una de las revelaciones del año. Poco puedo añadir a la reseña que Mamen hizo en su día. Una gran novela a la altura de la vida de su protagonista.

Publicado en Libros, Resumen de lecturas

Lecturas de septiembre de 2021

En el mes de septiembre Javier no tuvo mucha suerte y ninguno de los dos libros que leyó obtuvo más de un 3 sobre 5. A mí me fue mejor, con tres lecturas fabulosas.

Lecturas discretas

Tanto Javier como yo tuvimos la misma sensación al leer Nacidos después de muertos. La historia que trata de contar podría haber dado mucho más de sí.

Javier: uno siempre espera lo máximo de un clásico. Quizá por ello San Manuel, Bueno y Mártir me dejó un tanto decepcionado. Me gustó su denuncia de la posición del clero durante la guerra, pero me hubiera gustado mucho más.

Grandes libros

De este mes de septiembre os puedo recomendar tres libros estupendos: Querida Sra. Bird presenta de una forma deliciosa la vida diaria de los londinenses en plena segunda guerra mundial. Almas grises fue mi segundo libro de Claudel. El primero me había gustado tanto que me daba miedo que me decepcionara, pero está absolutamente a la altura. No la dejéis pasar. Y, por último, el primer libro que leímos en el club de lectura fue magnífico. Si no habéis leído Sapiens, no os lo penseis.

Publicado en Resumen de lecturas

Lecturas de agosto de 2021

En este repaso a las lecturas del año, llegamos hoy al mejor mes de todos. Tuvimos tiempo de leer nada menos que 11 libros, con un 4,3 puntos sobre 5 de media. Un mes extraordinario en el que no tuvimos ni un fracaso.

Lecturas discretas

Solo dos libros de los 11 tuvieron un 3 sobre 5 y los dos los leí yo. El primero fue una relectura de Mujeres y Poder, de M. Beard, un ensayo feminista bien escrito pero excesivamente breve que te deja con la necesidad de más páginas. Y el segundo fue otro ensayo, aunque disfrazado de novela, de Aramburu. Se trata, como dije en su momento, de una colección de artículos del autor que, como tal colección está muy bien.  Lo que no acaba de encajar, y por eso bajó su calificación, es ese intento de hilo argumental que une todos los artículos. Es innecesario y está, creo, mal resuelto.

Grandes libros

Javier: comencé el mes con muchas ganas de entregarme a la autora Anna Gavalda. Después de Juntos, nada más, estaba ilusionado por sumergirme en La amaba. Puede ser que ese ansia hiciera que sus páginas no me transmitieran tanto como la anterior.

Para resarcirme de esa pequeña decepción, hay un valor seguro: Lorenzo Silva. En la última entrega sobre el guardia civil Vila, El mal de Corcira, vuelve a esos orígenes que han dado a su personaje el carisma y su particular visión del mundo. Imprescindible.

Otro tanto ocurre con Santiago Posteguilo, el autor que durante dos grandes trilogías ha reconciliado a muchos lectores con la novela histórica. Con Yo, Julia, hace una apuesta valiente y narra la vida de una mujer que se atrevió a desafiar el patriarcado romano.

Sin proponérmelo, llegué a una de los grandes descubrimientos de este año. Con La verdad sobre el caso Harry Quebert, disfruté muchísimo desde el principio. Una novela redonda en todos los aspectos y con personajes que se quedaron conmigo. Tanto me gustó, que ahora tengo miedo de leer ninguno de los libros de Joél Dicker que me esperan en la estantería. Será un propósito de año nuevo.

Mamen: cinco grandes libros me deparaba agosto, dos de los cuales serían de lo mejor del año. El primero de ellos fue El inquilino, de Cercas, una novela corta ambientada en un Departamento de Lingüística, que me recordó lo importante que es disfrutar de lo que uno tiene. El segundo fue una colección de relatos deliciosos que me acompañaron por los paseos más bonitos del mes de agosto (aquí yacen dragones). El tercero fue la opción novedad de un recién estrenado club de lectura. Me gustó leerlo, aunque creo que le falta desarrollo a una idea tan potente.

Y me quedan por recordar los dos mejores libros de este mes tan bueno. Dos libros que os recomiendo encarecidamente: el primero es un ensayo de Rosa Montero en el que mezcla la experiencia de M. Curie cuando muere su compañero de vida y la de la propia autora, que ha pasado por algo similar. Sinceramente, delicioso. El segundo es un libro imprescindible para entender la actualidad de Afganistán, pero que al mismo tiempo habla de temas universales: Cometas en el cielo.

Publicado en Resumen de lecturas

Lecturas de julio de 2021

Con la entrada de hoy llegamos al ecuador del año. Un mes francamente bueno para mí, con dos de los mejores libros del año (aunque también una de las más sonoras decepciones). Para Javier tampoco fue malo, pues uno de los libros de este mes recibió un 5 sobre 5.

Fracasos

Mamen: Uno de los pocos libros a los que he dado un triste 1 sobre 5 en el año fue Otra vida en la maleta. La decepción fue tan grande que decidí no leer más a sus autores. Quizá se me pase con el tiempo.

Lecturas discretas

Javier: Donde duermen las aguas tenía muchas virtudes para que su nota hubiera sido más alta. Una de ellas era estar ambientada en las montañas, y se nota que el autor las ama y disfruta de ellas. Otra es su capacidad de denuncia sin perder oportunidad para salpicar su argumento de un humor muy ligero, gran combinación. Pero falla en no mostrar una historia original. Leyéndola siempre tuve la sensación que la trama y los personajes eran los mismos que podría haber encontrado en otras novelas. Una lástima.

Mejores libros

Javier: no suelo asustarme por las novelas voluminosas, sin embargo, si que me cuesta leer algo que ha sido elogiado hasta la saciedad. Hay una desconfianza hacia los excesos de buenas críticas. Pero con Dime quién soy, los halagos que ha recibido su autora se quedan cortos. Qué manera tan bonita de narrar una vida y una época. Me dejó durante días pegado a sus páginas y, cuando acabé, triste por no seguir disfrutando de unas vidas de película.

Mamen: cualquiera de los siguientes tres libros son verdaderamente recomendables. No sé si habéis leído a Landero, pero fue una sorpresa agradable. Qué dominio de la técnica y qué cantidad de emociones fue capaz de despertar. El año que viene tengo que leer más de este autor, a ver si no se me olvida.

Otro gran descubrimiento fue Martínez de Pisón. Disfruté muchísimo de esta novela que nos presenta varias generaciones de una familia que van desde la guerra civil española hasta la transición.

Por último, el mejor libro del mes y uno de los mejores del año, el Jilguero. Un libro extenso, duro, con un personaje que te hace sufrir a cada decisión que toma. Es una novela que palpita vida y que os aconsejo muchísimo.

Publicado en Resumen de lecturas

Lecturas de junio de 2021

El mes de diciembre avanza y con él el resumen de nuestro año de lecturas, que ya llega al ecuador. Junio fue un mes flojico para mí. Solo pude leer 2 libros y les di un 3,5 de media. Para Javier fue un mes un poco mejor, pues leyó uno más que yo y también se sintió más satisfecho, con un 4,7 sobre 5. Además, hicimos una lectura adicional conjunta. Yo le di 4 puntos y Javi le dio un 5 sobre 5. La parte positiva del mes es que no hubo ninguna lectura de menos de 3 puntos.

Lecturas discretas

Ya sé que es una de las mejores obras de la literatura universal y la verdad es que la leí del tirón y no tuve tentación de abandonar, pero mentiría si dijera que Los hermanos Karamazov me habían llegado del todo. La exagerada acumulación de adverbios y adjetivos superlativos me mantuvo siempre algo alejada de la historia y sus personajes. Tal vez sea necesaria una relectura dentro de algún tiempo. Ya veremos

Mejores libros

Uno de los mejores momentos lectores de este mes me lo proporcionó una de mis autoras favoritas, Rosa Montero. Aún así, la novela elegida no fue una de las mejores que he leído de ella.

Javier: La lectura conjunta, que fuimos poco a poco saboreando (nos faltan horas en el día), nos permitió conocer una de las grandes novelas del siglo XX. La figura de Ramón Barea y el primer tomo de su trilogía La forja de un rebelde, nos proporcionó muchas tardes de felicidad por lo bien escrita que está. La forja es un retrato de esa España empobrecida y atrasada, pero con un protagonista que destaca entre tanta sombra de mediocridad.

Esta ha sido una de las sorpresas del año. Kim Ji Young. Nacida en 1982 es un libro intenso con una protagonista que nos relata una realidad no superada. La lacra del machismo y la desigualdad por ser mujer sigue estando a la orden del día. Una novela de las que hay que leer.

Al contrario de la experiencia de Mamen con Rosa Montero, mi lectura de La hija del caníbal supuso el descubrimiento de una autora que me enganchó desde la primera página. Recuerdo haber acabado la novela en un suspiro. Una buena señal.

Este mes me acerque también a la figura de María Frisa. Cuídate de mí es absorbente, con unos personajes muy bien construidos y una trama que en nada debe envidiar a los grandes de la novela negra.

Publicado en Resumen de lecturas

Lecturas de mayo de 2021

No recuerdo qué pasó en mayo, pero la verdad es que leímos bastante, con 5 libros cada uno. Para mí fue un buen mes, con un 4 sobre 5 de media y dos de las mejores lecturas del año. Para Javier no tanto, con una media de 3 y ni un libro con la nota máxima.

Fracasos

Mamen: el único libro de los leídos en mayo que categorizaria aquí es Los perros de Riga. Una novela que me prometía el fresco entretenimiento de una novela de detectives y me llevó al asfixiante entorno de las dictaduras del este. Tengo pendiente darle otra oportunidad a este autor porque me consta que fue mala suerte.

Javier: ocurre en muchas ocasiones que una novela se recuerde con cariño y no sea por su calidad. Con  Tacones y muñecas me sucedió así; después de conseguir un libro de una editorial pequeña como es Los libros del gato negro y admirar el mimo y la calidad de su edición, la historia que contaba no consiguió atraparme. Es más, su argumento cayó inmediatamente en el olvido después de acabar su última página.

Con Gabriel García Márquez tengo mi talón de Aquiles. Este próximo año lo volveré a intentar con Mamen y nos adentraremos en su gran libro, Cien años de soledad. Para ir calentando elegí El coronel no tiene quién le escriba, una novela corta, que sin embargo me dejó frío. Seguro que es un problema mío, no del gran Gabo.

Lecturas discretas

Javier: después de leer dos veces Sapiens, de animales a dioses, llegué ambas a la misma conclusión: un libro muy interesante y didáctico pero al que le sobra la mitad. Unos capítulos que siempre empiezan de forma apasionante para ir desinflandose abruptamente. Peca de un exceso de liberalismo salvaje.

Mejores libros

Javier: ya lo dije en la reseña que hice sobre Librerías, no soy lector asiduo de ensayos. Sin embargo esta pequeña joya me cautivó desde el principio. Carrión consigue crear un relato apasionante sobre esos espacios que consideramos nuestra segunda casa los amantes de los libros.

Pirenaica fue un capricho que compré el día del libro y que me atrajo por su edición. Un libro preciso por fuera y aún más bonito por dentro. Este recorrido en bicicleta me dejó un gran sabor de boca y con la firme intención de volver a por más libros de Ander Izaguirre.

Mamen: este mes me animé (motivada por el reto) a leer una novela gráfica. No me entusiasmaron ni los dibujos ni los diálogos, pero la historia era tan buena y la protagonista tan interesante que mereció la pena. Ahora necesito leer algún libro sobre esta filósofa. No creo que tarde.

Disfruté, aunque menos de lo que pensaba, con el libro de Millás y Arsuaga. Es entretenido y está bien escrito, pero me dejó con ganas de más. Tal vez hay temas en los que la divulgación de queda corta.

Y este mes leí dos de los mejores libros de mi año lector: Las uvas de la ira, que ya he dicho cientos de veces que me impresionó muchísimo y Anatomía de un instante. Este ensayo de Cercas explica de una manera detallada las circunstancias históricas, politico-sociales, que rodearon al golpe de estado de 1981. Un libro muy recomendable, sobre un episodio clave de nuestra historia reciente, presentado de forma poco partidista y maravillosamente escrito. Quizá no alcance el top de libros de 2021 porque he leído libros espectaculares, pero sin duda es uno de los libros más importantes de mi año lector. Recomendado.

Publicado en Resumen de lecturas

Lecturas de abril de 2021

El mes de abril fue un mes de extremos para mí. Tuve dos de las mejores lecturas del año, pero también dos de las peores. Javier leyó 3 libros, con una media de 3.3 puntos sobre 5.

Fracasos

Mamen: hacía tiempo que quería Ordesa, de M. Vilas, aunque no había leído ni siquiera la sinopsis. Uno de esos libros que va de boca en boca y que te apetece, además, por ser de un autor cercano. Desgraciadamente, fue uno de los fracasos más grandes del año. Fue decisivo para entender que no me gusta la autoficción. No creo que lea más libros del género.

El club de los martes, por el contrario, era una obra casi desconocida para mí. La recomendó alguien del grupo de los Retopatas porque servía para cumplir con uno de los puntos. A diferencia de lo que me suele pasar con las recomendaciones del grupo, no me dijo nada. Es entretenida, sin más.

Javier: Arsène Lupin supuso para mí una pequeña decepción. Siempre me gustan esas historias de misterios imposibles, adoro esas capacidades sobrehumanas que adornan a los detectives. Pero cada historia era como una repetición de otras ya leídas, sus tramas nunca me parecieron originales y sus personajes planos y carentes de personalidad. Una decepción motivada, tal vez, por unas expectativas no muy reales. Tal vez.

Lecturas discretas

Javier: tenia muchas ganas de leer algún clásico de ciencia ficción. Es un género al que no soy muy asiduo y las pocas veces que me he asomado a sus páginas no ha sido con buen recuerdo. Crónicas marcianas tampoco supuso mi reconciliación la ciencia ficción, pero he de reconocer que algunos de sus relatos sí supieron captar mi atención. La pena es que no es un libro redondo para mí. Hay demasiados altibajos como para obtener una puntuación mayor.

Mejores libros

Mamen: este mes también me atreví con otro de mis grandes pendientes. Llevaba años pensando en leer Matar a un ruiseñor y en esta ocasión me servía para otro de los.puntos del reto, por lo que no me lo pensé. Gran elección. Es, sin duda, uno de las mejores novelas que he leído este año, con una protagonista que me acompañará en su inocencia y clarividencia para siempre.

Por último, en abril hice caso a los amigos de Twitter y leí por primera vez un ensayo de Zweig. Ya era mi autor favorito de ficción y, con este libro, se convirtió en mi autor favorito en general.

Javier: menos mal que el mes terminó con cometas en el cielo, una novela muy dura sobre la realidad en Afganistán. Una novela que llega por casualidad y deja una huella perenne. Su historia de amor y lealtad, así como la radiografía que realiza a un país permanentemente en guerra, son sus argumentos para enganchar de manera pasional al lector. Tengo que encontrar más novelas del autor para confirmar las expectativas tan altas que me creó este libro.