Publicado en Música

Appetite for Destruction (Guns N’ Rose)

Uno no puede dejar de pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor cuando ve una fotografía actual de Axl Rose. Como tampoco se puede dudar de que los excesos se terminan pagando. Pero que les quiten lo bailado y, a nosotros, lo disfrutado con su música.
Guns N’ Roses siempre fueron músicos de extremos. Nunca dudaron en escandalizar y ser admirados , y todo al mismo tiempo. Quien es capaz de sacar un álbum debut como éste,  dejando fuera canciones míticas de su discografía mientras editan una portada de tan mal gusto, solo podían ser ellos.
Un álbum que contiene algunas de sus mejores canciones, casi todas imprescindibles en un recopilatorio. Lo curioso es que muchas de ellas, aunque están firmadas por el grupo, son composiciones individuales anteriores a la formación.
Cierto es que hizo falta una producción firme y autoritaria para frenar los excesos de la banda. Por ejemplo, a Slash tuvieron que enseñarle que no siempre un rift salvaje de guitarra queda bien. O sugerir encarecidamente a Axl Rose que gritar no es cantar.
Porque es cierto que cuando hablamos del grupo, lo hacemos focalizandolo en ellos dos, los dos líderes. Y el refrán se aplica en ellos como un guante: demasiados gallos para un corral. Aunque este corral sea uno de los grupos más grandes de la historia. Y acabaron como todos suponían que lo harían.  Pero eso ya es otra historia.
Los años 80 y 90 fueron de ellos. Su influencia es total en la música posterior y el carisma de sus componentes incuestionable. Tan incuestionable como su capacidad de destruir y escupir sobre su recuerdo.
Pero a ellos se les perdona todo. No podía ser de otra manera a los creadores de Welcome to the jungle. Una canción que rebosa por los cuatro costados la esencia del grupo: Rock y polémica.
También dió para empezar a desarrollar su gustó por las baladas. Sweet Child o’Mine fue el primer tema de los 80 en alcanzar las 1000 reproducciones en YouTube.
El álbum completo es una sucesión de experiencias que mejoran con los años y el volumen alto, muy alto. No hay mejor manera de escuchar a estos músicos, a su estilo: sin dejarnos nada en la reserva.

Publicado en Música

Desire (Bob Dylan)

Tengo canciones que  siempre están  en mi cabeza. Temas que sin razón surgen y me sorprenden al tararearlas de manera espontánea y en cualquier circunstancia. Son retazos de mi vida y recuerdos de buenos momentos. Y esta mañana,  preparando la entrada del blog, surgió una de esas piezas que son eternas. Y no solo para mí, sino también para cualquier amante de la música, seas o no seguidor del polémico Premio Nobel de literatura de 2016. A estas alturas y con esta última pista, es casi seguro que nuestros seguidores han adivinado de quién hablo hoy, y también me arriesgaría a adivinar que a sus cabezas han llegado muchos de los temas y éxitos escritos por Bob Dylan.
Genio para muchos, fenómeno social para otros, nadie permanece indiferente ante su figura. Incluso sucede, hablo en primera persona, que en un disco es el más grande y al siguiente lo odias y te preguntas en que estado de embriaguez lo escuchaste para tenerle por el mejor. Porque en su música no hay medias tintas; Dylan siempre ofrece todo lo que tiene pero está claro que no siempre gusta lo que tiene que decir.
¿Pero quién puede presumir de gustar desde los lejanos años 60 y seguir levantando pasiones en el siglo XXI? Solo él , no hay nadie más que esté más allá de modas y estilos. Un estatus que hizo que la concesión del Nobel fuera más una carga que un honor.
Pero ya me he ido por las ramas, menos mal que Hurricane, uno de los himnos que aparecen en el disco de hoy ha venido a rescatarme. Una canción mayúscula, por su duración, por su denuncia, por el impacto que tuvo en su momento en la sociedad. Todo lo que rodea a este disco es grande. Tan grande que hubo problemas para grabarlo. El gran Eric Clapton estuvo a punto de participar en él, pero a la vista del gran número de músicos presentes en la sala de grabación, más de 20, desistió, no sin antes aconsejar a Dylan que debería trabajar con mucha menos gente.
Fue un disco problemático y, sin embargo, el empeño de Dylan por hacerlo realidad posibilitó el que fuera su último gran disco. Buscaba una banda con la que sentirse arropado, con la que enfrentarse al gran público y diera forma a sus anhelos e inspiraciones. 
Aparte de la mencionada Hurricane, el álbum nos entrega alguna de las mejores letras y melodías de este gran músico, como Sara, Mozambique o Joey.
Las letras fueron escritas junto a Jacques Levi, fundador de la revista Oh, Calcuta y una de las personas más cercanas a Dylan.
Y como sin duda tendréis en la cabeza el sonido del violín omnipresente durante todo el disco, os diré que es obra de Scarlet Rivera y la historia de cómo participó en la grabación merece otra entrada para ella sola.
Uno de esos discos atemporales y que removió conciencias en una sociedad que buscaba a su moderno juglar. Un disco de historias, narradas con la mejor voz que jamás ha tenido Dylan, una delicia en 33 rpm. Uno de los muchos ejemplos por los que este gran músico y narrador consiguió el Nobel. La unión perfecta entre música y literatura.

Publicado en Música

Let love rule (Lenny Kravitz)

Duele un poquito reconocer que en la actualidad Lenny Kravitz es más conocido por sus abdominales que por su música. Bueno, y para ser del todo sinceros, da bastante rabia verle con sus casi 60 años luciendo esa chocolatina… El caso es que sus últimos lanzamientos discográficos han pasado muy desapercibidos para el gran público y lo peor de todo, han dado razones a aquellos críticos que esgrimian que su música era copia de grandes como Hendrix, James Brown,etc…
Pero repasando su discografía perdemos la cuenta de las grandes canciones que nos ha legado, de los inolvidables rift de guitarra que han surgido de su talento y la capacidad asombrosa de fusionar estilos sin perder un ápice de su originalidad. Todo ello sabiendo que en sus discos ha sido él mismo quien ha tocado la mayoría de los instrumentos. Virtuosismo del que pocos músicos pueden presumir.
Hoy quería hablaros de su álbum de debut, quizá no el más conocido pero sin duda el mejor. La conjunción de rock, funk y soul en composiciones tan variadas como las que nos ofrece, merecen un sobresaliente lo miremos por donde lo miremos. Su música, tan mestiza como él , irrumpió a finales de los años 80 y consiguió llamar la atención siendo muy diferente a lo que sonaba por entonces. Sí, la palabra es diferente. Porque si escuchamos una sola canción podemos sacar similitudes con Michael Jackson, o si es una balada lo que ponemos en nuestro tocadiscos, seguro que se nos viene a la cabeza John Lennon. Pero el disco entero conforma un mosaico de músicas que no se habian juntado en un solo álbum; no con el éxito que tuvo Let love rule. Y hay que concederle que fue muy valiente, aparte de tener un talento descomunal, para enfrentarse a todo el mundo y hacernos vibrar con unos temas que ya forman parte de la historia de la música pero, que entonces, parecían un plagio de los grandes músicos americanos de los setenta y ochenta. Claro que esos mismos maestros se rindieron a Kravitz y comenzaron a trabajar con el, por algo sería.
Es el momento de subir el volumen, cerrar los ojos y disfrutar de este maravilloso álbum, homenaje a la música con mayúsculas.

Publicado en Música

Born to run (Bruce Springsteen)

¡Casi medio siglo! Más de 45 años han pasado desde la publicación de esta joya. Y desde entonces muy pocos álbumes han podido estar a su altura. Un trabajo hecho con la condición de todo o nada.  Porque aunque solo era su tercer trabajo , la carrera de The boss pendía de un golpe de fortuna. Con poco más de 25 años, Springsteen no era ajeno a la situación económica en la que se hallaba USA, una gran recesión a causa del petróleo y que hizo aumentar los niveles de desempleo y pobreza a niveles anteriores a la segunda guerra mundial. Un panorama desolador que dejaba poco margen a los jóvenes artistas que buscaban su espacio. Pero era de justicia poética que su talento coincidiera con el productor adecuado …. y los músicos. Aunque la E-Street Band ya estaba, fue a partir de este álbum cuando despegó y entró por méritos propios en la inmortalidad.  La complicidad de Springsteen con algunos de sus miembros consiguió sacar algunos de los acordes más inolvidables de la historia del rock.  Siempre hubo polémica con la forma de gestionar la relación del cantante con la banda, pero él siempre lo tuvo claro: nada de democracia. Si se equivocaba sería su error . Si triunfaba sería por sus decisiones. Y los demás comprendieron que estaban ante uno de los músicos con más sensibilidad y talento. El resultado: el único músico de rock en ganar un Oscar, un Tony, un Emmy, un Golden Globe y una colección de Grammys que apabulla . También hay que reconocer que estar al lado se Clarence Clemons, uno de los más geniales músicos de su época, hace que tomar decisiones sea mucho más fácil. Atención a la portada del disco. Son ellos dos, en una posición de complicidad . Era 1975, y la tensión racial estaba por las nubes. Normal que esta foto se haya convertido en una de las más reconocidas y reivindicativas de la historia.

La mejor manera de escuchar esta joya es cerrar los ojos y dejar de sentirse normal.  Con su música, The Boss consigue que cada uno de nosotros seamos únicos y especiales.  Un monumento a la sensibilidad,  a la fuerza del rock y a las ganas de superar las dificultades. 

Publicado en Música

Thriller (Michael Jackson)

En los lejanos ochenta la sonrisa de Michael Jackson aún caía bien. Una actitud de niño recién salido del instituto que continuaba con su imagen de hermano menor de The Jackson 5 y despertaba ternura cuando oíamos su voz e imitabamos, con muy poca gracia, aquellos movimientos de baile.
Luego llegó el guante, el blanqueamiento de piel y su descenso progresivo hacia los infiernos.
Pero en el año 1982, fue el rey. Nadie pudo hacerle sombra. Hablamos del disco más vendido de la historia, en el que siete de sus nueve temas entraron en las listas de los más escuchados. Por no mencionar el boom que supuso ver el videoclip Thriller, con la voz del recordado Vincen Price, su coreografía balada hasta la saciedad y su historia de terror adolescente.
Pero no solo eso: en realidad, hablamos de un artista que hizo un álbum increíble. La mezcla de estilos, la calidad de su producción y la genialidad de las interpretaciones hicieron que no solo debamos considerar la grandeza de Thriller por sus cifras, sino por aquello que nos transmite cada vez que oímos algún tema.
Estoy seguro que si en el 2021 se publicase por primera vez el álbum, su impacto seguiría siendo el mismo. Nunca un trabajo congregó a su favor tantas críticas positivas por parte de artistas muy alejados del pop.
Sería imposible destacar un tema por encima de los demás, porque ahí radica la grandeza de este trabajo. De principio a fin es imposible despegarse de sus melodías. Y cuando acaba el disco estas deseando volver a empezar.
Hablamos de talento, de complicidad, de unión de músicos muy diferentes y de innovación. Y eso lo hizo él como nadie.

Publicado en Música

IV (Led Zeppelin)

Madre mía, como son las estrellas del rock. Pues no van y se enfadan con las críticas de su anterior trabajo y para tocar las narices elaboran uno de los álbumes más importantes de la historia. Y, redondeando la jugada, ni le ponen nombre y lo llenan de símbolos.
Porque sí, así fue la cosa. El guitarrista Jimmy Page, cansado de las críticas por el tercer disco de Led Zeppelin, quiso sacar un trabajo donde se les amara u odiara de forma definita. El resultado : su mejor disco, el más vendido y con varios singles que nos sobrevivirán a todos.
Para hacernos una idea de la importancia del grupo, tengamos en cuenta que solo grabó ocho álbumes en su carrera, que no fue más allá de 10 años. Y en ese breve período de tiempo se convirtieton en inmortales. La muerte del batería John Bonham precipitó la disolución de la formación británica. Aunque hubo intentos de retornar, nunca pasaron de ser sombras de lo que un día fueron.
No creo que haya mucha gente hoy en día que no conozca su tema más legendario: Stairway to heaven. Como curiosidad, sabed que es el tema más radiado de la historia y su partitura la más vendida. Al margen de elogios hacia el solo de guitarra, la letra o sus polémicas satánicas, este tema supuso una revolución en la forma de entender el rock de los setenta. Sus variaciones, la voz de un Robert Plant en forma, o la ejecución perfecta del cuarteto en sus versiones en directo nos han legado horas y horas de emociones a flor de piel.
Pero no estamos ante un disco de un solo tema. Estamos ante un trabajo descomunal, brillante y con una variedad que va desde el blues, pasando por el rock y coqueteando con el folk.

Una combinación que unos genios enfadados hicieron para el deleite de los mortales.

Publicado en Eventos, Música

Feria del disco y coleccionismo ( Santander)

No lo puedo evitar. Fue enterarme de que en Santander había una feria del disco y allí me presenté. Los que seais lectores del blog sabéis de mi doble pasión por los libros y los discos. Y en concreto por los vinilos. Una pasión que comparto con muchísimas personas y que hace que año tras año las ventas de vinilos suban como la espuma. Por eso, estas ferias son cada vez más numerosas y demandadas. Nos permite a los nostálgicos del sonido analógico encontrar rarezas, discos descatalogados o simplemente LP más baratos por ser de segunda mano.

Os aseguro que lo que no encontréis en sus casetas no existe. Además, si queréis algún álbum que en ese momento no está os lo buscan y  avisan. Porque no solo existe Amazon . Quien ha sido tan loco para dedicar su vida a la compra y venta de estos vinilos es porque es un apasionado de la música. Quien ha hecho de esta forma de vida su vida encuentra su razón de ser en compartir sus búsquedas y tesoros.

En Santander son conscientes de la creciente importancia del formato y ésta es su quinta edición. En la céntrica plaza de Alfonso XIII se han reunido trece expositores de toda España, además de dos más llegados de Alemania y Francia. Cada día se ofrecen actuaciones musicales de reconocidos Djs. Y como colofon, la feria tiene un marcado ambiente social con la participación de la asociación cántabra de la esclerosis lateral amiotrófica. Todo un lujo al alcance de todo el mundo.

Mi tesoro lo encontré ayer. Fue el disco de mi juventud. Una pieza que durante años busqué y no había manera de encontrar en buenas condiciones. Como pista, fue la primera reseña sobre un álbum que escribí. Ahora casi me siento culpable de no tener un tocadiscos a mano para empezar a escucharlo.

Publicado en Música

Bridges to Babylon (The Rolling Stones)

Parecían eternos los Rolling pero no. Hasta los dioses mueren. Con la desaparición de Charlie Watts empiezo a darme cuenta del privilegio que he tenido al poder ser testigo temporal de estos músicos. A la eterna pregunta sobre si era de los Rolling o de los Beatles jamás tuve ninguna duda. La banda de Mick Jagger y compañía serán siempre mis preferidos, sin desmerecer por supuesto a los de Livepool. Pero los Stones eran de otra liga.


No voy a discutir con nadie que cuando yo empecé a escucharlos había pasado su mejor época. Aún así y todo, el peor disco de estos monstruos de rock es muchísimo mejor que la mayoría de los que hoy día escuchamos.
Con Brigdes to Babylon sucede esto. No encontramos a ese grupo de antaño que rompió moldes y nos legó temas inmortales, pero si estamos ante un trabajo muy digno con canciones que cualquier artista firmaría como propias. Temas como Anybody seen my baby? o Out of control se escuchan con una sonrisa, sintiendo la vitalidad y la fuerza que solo ellos podrían imprimir.
Y se grabó en un ambiente de total guerra interna, donde los dos líderes, Mikc Jagger y Keith Richards estaban a la gresca y la leyenda cuenta que fue gracias a la mediación de Watts se pudo terminar el álbum.
Un álbum que a pesar de las críticas un poco tibias que  consiguió, se posicionó muy alto en las listas de éxitos. Además fue el lanzamiento de una gran gira de casi 200 conciertos. Me rio yo de su jubilación. Eso sin contar las entradas que vendieron. Si pensamos que llevan más de 50 años en el negocio, es para mirarlos asombrados.
Hoy es un buen día para recordarlo, volverlo a oír y sentir porque han sido uno de los grupos más grandes de la historia.

Publicado en Música

Innuendo (Queen)

Nunca he dejado de emocionarme al escuchar este álbum, el último de la gran banda. Un disco de despedida grabado unos meses antes del fallecimiento de Freddie Mercury.

Un disco donde la voz del mejor cantante de rock sonaba más humana y débil que nunca y sin embargo, nunca había sido más conmovedora. Los componentes del grupo, en entrevistas posteriores han ido dando detalles sobre el estado de salud del cantante, de como fue el proceso de grabación y el sentimiento que flotaba en el estudio. La pasión de Mercury y su empeño por dejarnos estos temas siguen emocionando hoy en día.

Quisieron despedirse volviendo a sus raíces. A las de unos temas con una fuerte carga rockera. Aunque los efectos sonoros son muchos y el trabajo de estudio es abundante, las guitarras y la batería suenan más potentes y naturales que en sus anteriores trabajos. Brian May ofreció un recital con su guitarra en cada tema, aunque el sonido flamenco en la canción Innuendo es obra del gran Steve Howe.

Estamos sin duda ante el disco perfecto de homenaje. La debilidad de su salud impidió en muchas fases de su grabación que Mercury pudiera estar. Sin embargo, sus compañeros le ofrecieron, y de rebote a nosotros, unos temas y letras que demostraban lo implicados que estaban todos hacia el líder de la banda.

Por supuesto fue un éxito de ventas, el segundo mejor de su carrera. Pero lo más importante fue la mítica que dejaron sus temas. Los vídeos musicales, que mostraban los estragos de la enfermedad, la cuidada producción, donde más que en ningún disco de Queen, querían lograr un sonido tan potente como delicado. Igual que el estado de ánimo de Freddie Mercury. Siempre dispuesto a más y más aunque estuviese tumbado casi todo el día y se levantara únicamente cuando le tocaba grabar. Todo se unió para lograr uno de los trabajos más míticos del rock.

Imposible destacar un tema. Era una despedida, todos los temas están por algo. Y son imprescindibles. 

Publicado en Música

The Joshua Tree (U2)

Llevo varias horas dándole vueltas a cómo escribir sobre U2 y su álbum más emblemático. Mi problema es que todo lo que escribo suena a cliché mil veces repetido. ¡Uno de mis discos preferidos y no encuentro las palabras que le hagan justicia!

Podría escribir sobre el éxito que supuso para el grupo la publicación de The Joshua Tree en 1987, convirtiéndose en uno de los discos más vendidos de la historia.
Podría hablar sobre las canciones míticas que jalonan todo el LP.
Podría, incluso, elogiar la portada, reconocible hasta para los que no son seguidores de la banda.

Pero todo esto ya lo sabéis…

Cuando el grupo quiso dar un salto de calidad para llegar al público estadounidense, aprendieron nuevas formas de dar rienda suelta a su creatividad. Se acercaron a los sonido más autenticos de EEUU y los adaptaron a su propia forma de entender el rock. Supieron absorber los nuevos sonidos y fundirlos con aquellos que les eran más familiares y que los había llevado a una fama bien ganada en sus cuatro trabajos anteriores.

La emoción de sus letras, que recorren un camino que parte del amor, las complicadas relaciones de pareja, pasando por preguntarse cuestiones morales y volviendo para describir su Irlanda natal, son el complemento perfecto a unas melodías potentes. Un mensaje siempre a caballo entre la esperanza y la desilusión. Unos temas delicados en su composición pero potentes en su ejecución.

Posiblemente las desavenencias entre sus dos líderes, Bono y The Edge, se plasman en esas letras. Una rivalidad, que gestionada de maravilla por el productor Brian Eno, consiguió sacar lo mejor de cada uno de ellos.  Toda la genialidad de su música, una producción que remarcaba la batería, un sonido que buscaba desmarcarse de toda tecnología y unos conciertos irrepetibles conformaron un álbum que se disfruta de principio a fin.

Una delicia que más de treinta años después sigue sonando y emocionando como la primera vez.