Publicado en curiosidades

El primer editor de la historia

Los libros: forman parte de nuestra vida, son compañeros que están a nuestro lado siempre. Pero, aunque hoy son objetos cotidianos que se encuentran al alcance de nuestra mano, no siempre fue así.
No fue hasta hace poco más de 500 años cuando un hombre se propuso romper los límites que encorsetaban su publicación. Su idea era crear ediciones masivas, accesibles al público, sin renunciar a la belleza intrínseca del mismo libro.

Comenzó rescatando a los griegos clásicos que no pasaban por su mejor momento. Su acceso apenas llegaba a una porción privilegiada de la población, tan reducida que no tenía mercado en el que crecer.
El invento de la imprenta era muy reciente y todavía su difusión era un pálido reflejo en las bibliotecas.

Con este ambiente, Aldo Manuzio se convirtió en un visionario al fundar un nuevo tipo de editorial. Era el germen de los libros de bolsillo. De bolsillos muy grandes eso sí, pero era el comienzo. Poco a poco, sus discípulos lanzarían el formato 10×15, que fue el que triunfó rápidamente. Un libro asequible, que permitía tiradas de 1000 ejemplares y con una edición nunca vista hasta entonces.
De sus talleres surgió el que todos los amantes y entendidos del mundo de la literatura han considerado el libro más bello del mundo: El sueño de Polífilo, de Francesco Colonna.
El impacto que tuvo fue tal, que todos los grandes pensadores de la época buscaban sus servicios, tanto para editar sus obras como para encargar copias difíciles de encontrar.
Apasionado y perfeccionista, tardaba muchísimo tiempo en terminar sus diseños, tanto, que su estabilidad económica estaba siempre al filo de la quiebra. Pero su gran fama consiguió que fuera capaz de salir adelante.
Sentó las bases de las editoriales modernas, apostando por innovaciones como dejar márgenes anchos para anotar apuntes, o utilizar papel muy blanco, que no distraía al lector del verdadero protagonista, la palabra. Supo rodearse de un equipo de expertos, cuyo objetivo fue perfeccionar las ediciones, cuidando de todos los detalles.
La letra Itálica o Cursiva, tan presente en nuestros días, lleva la firma de su editorial. Aunque se atribuyó a él su invención, hoy sabemos que no fue suya la idea (pese a lo que se creía) sino de un colaborador suyo, que se inspiró en textos manuscritos de Petrarca.
Aldo Manuzio: un hombre que tuvo el sueño de hacernos a todos partícipes del maravilloso mundo del libro.

Publicado en curiosidades, Libros

La novela lipográfica más larga de la historia

Empezamos el fin de semana hablando de un libro muy especial. Una obra que no destaca por su calidad literaria pero que llama la atención por estar escrita en forma de lipograma. Y, ¿qué es un lipograma?
Es una palabra que proviene del griego y significa abandonar una letra. Cuando hablamos de literatura, se refiere a un texto que de manera intencionada omite una o varias letras.  Tendríamos que remontarnos hasta el siglo IV a.c. para encontrar el primer texto que utilizaba esta tecnica: dos poemas de Laso de Hermíone.
Volviendo al libro de hoy, es curioso notar la similitud en su título con la gran obra maestra de Scott Fitzgerald. No he podido encontrar si es fruto de la casualidad o una artimaña del autor para beneficiarse de la fama de El gran Gastby, pues eran obras muy próximas en el tiempo.
Su autor, Ernest Vincent Wright, tiene, además, una biografía muy misteriosa , pues se duda hasta de su lugar de nacimiento.
Con estos antecedentes, solo faltaba su atrevimiento al enviar el manuscrito a los editores diciendo que habia escrito la mejor novela lipogramática de la historia. A pesar de su arrogancia, no tuvo más remedio que autopublicarse, al no llamar la atención de nadie,dando lugar a otro hecho que redondeaba el oscuro misterio en torno al escritor: la primera edición se quemó cuando ya estaba preparada para su venta. Con lo cual, el precio alcanzado por alguno de los pocos ejemplares que se salvaron han alcanzado un precio deshorbitado.
Para quién tenga curiosidad por este libro, se encontrará una obra de ¡50.000 palabras!, sin la letra -e- entre sus páginas. Aunque quienes han analizado la obra han encontrado dos ocasiones en las que sí aparece, ambas con la palabra the.
Cuenta el autor que lo más difícil fue no utilizar el tiempo pasado de los verbos, con el sufijo ed, terminación utilizada en inglés. Por ello terminó por inutilizar la tecla e de su máquina de escribir.
Una obra rara, que merecía su espacio dentro de nuestras curiosidades.

Publicado en curiosidades

La Nodicia de Kesos

Quería compartir con vosotros la sorpresa. Uno, que ya tiene su edad, estaba preparando una entrada sobre el texto más antiguo escrito en romance en la peninsula ibérica, cuando me encontré con la noticia que ya no se considera a las Glosas Emilianenses como las primeras.
Me imagino que muchos conoceréis qué son estas glosas, pero para quién no lo tenga muy claro, este sería un pequeño resumen: son notas manuscritas realizadas en los márgenes de un códice y que se encuentran en el Monasterio de San Millan de la Cogolla. Estas anotaciones tenian como intención facilitar la comprensión del texto redactado en latín.
Hasta aquí la historia que conocía. Pero leyendo para preparar mejor la entrada encuentro que desde hace ya varias décadas se conocía la existencia de un pequeño texto, tiene 50 palabras, y que la RAE ya ha oficializado como el texto más antiguo escrito en lengua romance. Se trata de La Nodicia de Kesos, un texto que es un inventario de quesos. Escrito entre el 974 a 980, está realizado sobre un pergamino datado en 956 y que un monje reutilizó para plasmar el número de quesos que tenían en el Monasterio de San Justo y  San Pastor, en La Rozuela, provincia de León.
Por desgracia para todos, este texto no está exento de polémica. La política tiende a corromper la historia, me temo. Desde su descubrimiento ha sido objeto de discusiones sobre si estamos ante el origen del castellano o del leonés. Lo único sobre lo que sí están de acuerdo es que es el reflejo de la lengua que se hablaba en el siglo X.
El texto, traducido queda asi:

Relación de los quesos que gastó el hermano Jimeno: En el trabajo de los frailes, en el viñedo de cerca de San Justo, cinco quesos. En el otro del abad, dos quesos. En el que pusieron este año, cuatro quesos. En el de Castrillo, uno. En la viña mayor, dos […] que llevaron en fonsado a la torre, dos. Que llevaron a Cea cuando cortaron la mesa, dos. Dos que llevaron a León […] otro que lleva el sobrino de Gomi […] cuatro que gastaron cuando el rey vino a Rozuela. Uno cuando Salvador vino aquí.

La importancia de este manuscrito no es, desde luego, literario. Su importancia reside en plasmar en sus líneas la evolución de una lengua hacia otra. Un camino que no puede tener un origen exacto, pues es fruto de muchos años. Las lenguas están vivas, evolucionan continuamente. Esto debería hacernos reflexionar sobre el normativismo que impera en muchos sectores de la sociedad y que no deja de ser un rasgo de clasismo.

Publicado en curiosidades

¿Cuál es el libro más largo jamás escrito?

Domingo de agosto, tiempo de vacaciones. Seguro que estáis decidiendo que libro empezáis para estos días. Os apetecerá una lectura ligera, o tal vez, ese clásico que siempre se atraganta. Hay dudas sobre si vais a tener tanto tiempo para la lectura como vuestra imaginación supone. O si por el contrario, las horas volarán como casi siempre sucede cuando se está relajado y feliz.
Por si os van los retos y apostais por un agosto dedicado a la lectura al 100%, hoy os traigo cuáles son las novelas más extensas jamás publicadas. Para no marearos en exceso, esta lista se limitará a los cinco primeros del ranking, pero no descartamos ampliarla más adelante.
Comenzamos con la quinta novela, por extensión. Quería aclarar un punto importante: en muchas listas se coloca a la novela de Stephen King, Apocalipsis, en este lugar. Sin embargo, para alcanzar tal posición se tiene en cuenta las ediciones posteriores a su publicación original, en las cuales se añadieron prólogo y epílogo. Por tanto, creo que es de justicia otorgar este quinto lugar a la novela El hombre sin atributos, de Robert Musil. Sus 1.568 páginas se publicaron originalmente en dos volúmenes.
Para el cuarto puesto, una novela que a los seguidores del blog ya les sonará. Estamos hablando de la primera novela de la historia, El libro de Genji, de Murasaki Shikibu. Esta autora japonesa es responsable de 1.664 páginas donde narra cincuenta años de la vida de Genji en el antiguo Japón feudal.
Como se diría en un periódico deportivo, llega el momento de las medallas, y para la de bronce tenemos al gran maestro francés, Víctor Hugo. Con Los miserables nos regaló la historia de Jean Valjean durante las revueltas de mediados del siglo XIX. Los dos volúmenes alcanzan las 1.782 páginas.
En segundo lugar, un autor anónimo chino. Viaje al oeste (Las aventuras del Rey Mono) es una novela que hasta hace muy pocos años no tenía una edición en nuestra lengua. Sus más de 2.200 páginas nos cuentan la búsqueda de la sabiduría budista en un peregrinaje desde China hasta la India.
Y la obra literaria más extensa de la historia tiene como protagonista a Marcel Proust.

Su novela En busca del tiempo perdido se extiende a lo largo de siete volúmenes y casi 4.000 páginas. Proust tardó 14 años en escribirla y terminó la primera y última parte antes de acometer el resto de la obra. En el año 2.015, el libro Guinness de los record la reconoció como la novela más larga jamás escrita.
Pero no podía acabar sin dar el dato curioso a esta lista: existe una obra que deja a las demás como novelistas para una tarde. Me estoy refiriendo a Marienbad my love, de Mark Leach. Este autor estadounidense ha tardado 30 años en acabar las 10.700 páginas que la componen. Me imagino que no estará en la lista por una razón fundamental: son escritos sin argumento, retazos inconexos, de diversa temática, que el autor ha ido juntando en 17 volúmenes.
Bueno, esperamos que esta pequeña lista os haya servido de inspiración. Si es así, mucho ánimo y tiempo.

Publicado en curiosidades

¿Cuál es el libro más extraño de la historia?

Seguro que después de leer cuál es, para mi, el libro más extraño de la historia, muchos lectores no estarán de acuerdo con mi elección. Y sería lógico. La categoría de hoy admite infinidad de posibilidades. Al contrario de la  primera entrega sobre curiosidades, en la cuál se hablaba de la primera novela de la historia, hecho que parece claro y consensuado, la de hoy es más personal y subjetiva.
Buscando información para esta entrada, he encontrado tantos candidatos como artículos, textos o citas he consultado. Las posibilidades son casi infinitas. E, incluso, debo decir que mi ganador lo es por ser un libro desconocido para la mayoria. Me explico.
Uno de los textos candidatos sería el famoso, aunque ficticio, Necronomicón. Inventado por Lovercraft, su fama creció de forma desorbitada. Tanto, que muchas personas creen que es un texto antiguo, escrito hace siglos.
Otro candidato que rondó por mi cabeza es el manuscrito Malleus Maleficarum. Este es el texto más famoso sobre brujería. Por desgracia, esta obra de dos inquisidores, fue el causante de la persecución y muerte de muchisimas mujeres.
Y podría seguir con más y más ejemplos.
Pero mi candidato es el libro que nadie ha descifrado jamás. Lo único que se sabe de él es que fue escrito entre los años 1.404 y 1.438. Su autoria sigue siendo un misterio. Se ha hablado que fue escrito por monjas como tratamiento de belleza para una reina. Pero también que pudo ser elaborado por los cátaros, a partir de un texto ucraniano. Incluso el nombre de Leonardo Da Vinci ha salido más de una vez como posible autor. Pero al igual que el resto del libro, esto, sigue siendo un misterio.
Tan misterio como dilucidar de qué trata. El manuscrito se compone de 232 páginas, de formas irregulares. Incluye ilustraciones sobre plantas que no tienen reflejo en la realidad. También hay símbolos astrólogicos y representaciones de mujeres desnudas bañándose.

Pero ha sido su texto, indescifrable, lo que más polémica ha generado desde que un tratante de libros raros llamado Wilfrid Voynich lo compró. Estaba convencido que sus páginas escondían saberes fundamentales sobre la vida, pero, por desgracia, su verdadero significado sigue oculto. Multitud de estudiosos se han acercado a esas palabras que no tienen correspondencia con ningún lenguaje conocido. Se le han aplicado todos los sistemas de cifrado conocidos, con resultado nulo. Es esa imposibilidad lo que ha llevado a muchos estudiosos del manuscrito a desarrollar una idea: su lenguaje es totalmente aleatorio, sin significado ni correspondencia. Es decir, una burda broma. Hay que situarse en el contexto histórico y pensar que el tráfico de libros sagrados, mágicos, suponía un negocio muy lucrativo. Habia reyes y nobles que pagaban fabulosas cifras por hacerse con esos libros que les garantizaba el saber mas alto.
Aunque contiene ciertos elementos formales que acompañan a las lenguas conocidas, el que las modernas técnicas de estudio, con ordenadores capaces de calcular infinidad de variantes, no haya podido encontrar nada parece que nos lleva a la idea de la estafa.
Quién sabe si en algún momento se encontrará la piedra Rosetta de este manuscrito. Hasta ese momento, si llega, se encuentra custodiado en la Universidad de Yale. Seguro que sigue atrayendo a curiosos y admiradores.

Tan seguro como que cada uno de vosotros tiene su propio favorito a libro más raro de la historia.

Publicado en curiosidades

¿Cuál es el autor más prolífico de la historia?

Seguro que todos tenemos en la cabeza uno a varios autores si nos preguntaran por quién es el escritor más prolífico de la historia. En mi caso, el nombre que enseguida me surgió fue Lope de Vega. Otros dirian que Stephen King. La generación de mi padre señalaria a Marcial Lafuente Estefania. Y ellos serian los que más se acercarán a la verdad.
La escritora más prolífica es la española María del Socorro Tellado López. Seguro que muchos de vosotros ya sabréis de quién hablo. De Corín Tellado. Autora de más de 4.000 novelas, sus cifras exactas se desconocen. Consultando para la reseña he encontrado fuentes que sugieren que la cifra estaría más próxima a las 5.000. Se conoce, por entrevistas a su familia, que dejó en cajones, o simplemente tiró, muchisimas novelas totalmente acabadas. Sea cual sea la cifra final, sus números son impresionantes. En sus 82 años de vida escribió a un ritmo de 1 novela a la semana… Aunque esta cifra es ridícula, pues he considerado que escribió ¡desde el momento de su nacimiento! Así que quitando años de vida de producción literaria y aumentando los 4.000 volúmenes que habia puesto como referencia, la cifra final podría salir una marcianada. Por si la de escribir una novela a la semana no fuera suficientemente una locura.
Tal es la proeza de Corín Tellado, que el segundo autor, Rolf Kalmuczak, se quedó con 2.900 libros. Muchos de ellos escritos bajo pseudonimo.
Para completar este podium, ahora sí, tenemos a Lope de Vega. Su producción teatral, mucha de ella pérdida, le situa entre los escritores con más obras escritas.
Hay un autor que impresiona por su ritmo de trabajo. Rioky Inoue es un médico brasileño, que comenzó a escribir pasados los 40 años. Desde entonces escribe a un ritmo de locura. Tal es su producción literaria que ha tenido que publicar bajo diferentes pseudonimos, puesto que el 95% de los libros de bolsillo presentes en las librerías eran suyos. Me imagino que estos libros de bolsillo seran las novelas Pulp que tan de moda estuvieron hace un tiempo en nuestro país.
Y, para acabar, el dato geek de la reseña. Ninguno de los autores citados se acerca, ni de lejos a Philip M. Parker y sus 200.000 libros. Si, habeis leido bien… ¡200.000! Y todos disponibles en Amazon. Aunque, como es de suponer, tiene truco. Parker diseñó un software que trabaja con bases de datos y búsquedas de Internet. Con la información recopilada, ese software produce libros de forma automática. Así que nadie espere novelas emocionantes o de una calidad mínima. La mayoría son estudios estadísticos, diccionarios, etc.. Pero como dato raro quedaba muy bien.
Hasta aquí la cita de hoy con la curiosidades de la literatura. Disfruten del fin de semana y de los libros.

Publicado en curiosidades

¿Cuál es considerada la primera novela de la historia?

Mamen y yo dedicamos tiempo y cariño a este espacio. Tenemos muchas conversaciones donde exponemos impresiones , miramos las estadísticas y, sobre todo, aportamos ideas nuevas. He de decir que casi siempre esas ideas son suyas, ventajas de tener un cerebro creativo y que nunca descansa.
En una de esas conversaciones estábamos, cuando me dijo que nunca habíamos puesto una entrada dedicada a curiosidades sobre los libros y la literatura. Después de un instante de silencio pensativo acordamos que esa carencia debía ser reparada de inmediato. Y también que debía ser yo quien lo hiciera, ventajas de ser un freaky (como veis nos coordinamos muy bien). Incluso acordamos cuál debería ser el tema de esta primera entrada.
Así que… ¿preparados para conocer cuál es considerada la primera novela de la historia?
No es un tema fácil de dirimir y sigue generando mucha controversia la decisión tomada por la Unesco: ante las diferentes posturas mantenidas por los expertos, nombró a la novela de las que os hablaremos como la primera de la historia.
Porque, ¿qué atributos debe tener un texto para ser considerado una novela?
Para no alargar demasiado la entrada os diremos que algunas de sus características son la escritura en prosa, su gran extensión, las historias ficticias que en ella se cuentan, el desarrollo psicológico de los personajes y la complejidad en la trama.
Así, de primeras, podríamos descartar las obras clásicas griegas y romanas, por ser las más conocidas. Su estructura era en la mayoría de las ocasiones en verso. La Iliada es un poema épico, por ejemplo.
De igual manera podemos descartar las grandes epopeyas hindúes y summerias. Ninguna de ellas tienen todos los atributos que se fijaron para ser consideradas novelas.
Los hablantes de lengua española podríamos decir que El Quijote debería ser la respuesta correcta. Los anglosajones, muy suyos ellos, mantienen que Los viajes de Gulliver es, a todas luces, la elegida. Pero ni unos ni otros tienen la razón.
La primera novela de la historia fue escrita por una mujer, japonesa, y a comienzos del siglo XI.
La autora se llamaba Murasaki Shikibu. Aunque se sabe que ese no era su verdadero nombre. Pertenecía a la alta sociedad y, aunque la mujer no tenia acceso a la plena educación, ella tuvo la suerte de crecer en un entorno familiar donde le ofrecieron la mejor formación.


Se considera que fue en el año 1021 cuando escribió Genji Monogatari, o La historia de Genji. En sus 54 capítulos nos narra la vida de Genji, sus amores, sus desdichas y sus aventuras. Una historia que abarca 50 años y donde podremos encontrar diferentes subgéneros novelescos, como aventuras, amor, tragedia e, incluso, erotismo. A lo largo de 1.600 páginas, la autora nos dibuja un diario pormenorizado del Japón feudal.
Me imagino que a estas alturas muchos lectores estarán buscando en Internet la veracidad de esta información. Pero si, la primera novela está escrita por una mujer, en un período de la historia donde su acceso a la educación estaba muy restringido.
Ahora queda acercarse a sus páginas y conocer de primera mano la novela que inició el género más popular de la actualidad.