Publicado en Libros, Novela

Primera semana de lectura de Mil soles esplendidos

Esta primera semana de agosto hemos dedicado parte de nuestro tiempo de vacaciones a acompañar a Mariam. La conocimos con 5 añitos y la dejamos con 19, momento en el que termina la primera parte de esta novela. Casi tres lustros resumidos en menos de 100 páginas durante los que hemos querido mucho a esta niña que tiene que hacerse mayor demasiado rápido y demasiado sola.

La historia de Mariam es dura y Hosseini no la endulza. No banaliza el dolor, ni romantiza su pobreza o su falta de educación. Además, a pesar de estar narrado en tercera persona, no hay distancia. Sentimos con ella cada uno de los acontecimientos. Entendemos su ilusión, su impaciencia, sus deseos, su dolor, su decepción, su soledad o su sentimiento de culpa. Y, sin embargo, no se trata de una historia lacrimógena, pues la mirada de Mariam nos salva de su propia realidad. Tiene los ojos claros de la que consigue ver lo bueno entre las sombras y se aferra a la esperanza y a la fuerza de una superviviente. Esta primera parte del libro, por tanto, es la historia de una joven a la que hemos llegado a querer mucho.

La segunda parte arranca unos años después, en 1987. En las 17 páginas que hemos leído hemos conocido a Laila, una niña de 9 años, vecina de Mariam y cuya fuerza vital nos la recuerda. Tampoco tiene una vida sencilla, por lo poco que sabemos de momento. A ver qué le depara el futuro esta semana.

Más allá de la historia de nuestras protagonistas, la primera parte nos muestra la realidad histórica de Afganistán de 1964 a 1978, momento en el que se produce la invasión rusa. Junto a nuestra protagonista hemos podido vivir la realidad afgana de antes de la llegada de los comunistas. Un país moderno para las clases altas, donde las mujeres se maquillan y van a la universidad, pero muy diferente para las clases más bajas, donde las mujeres se pasean con burka y no son bienvenidas en los ambientes masculinos.

El libro que hemos elegido para este mes de agosto es duro. Más que Cometas en el cielo, la novela anterior de Hosseini. Pero creo que es un libro que merece la pena leer. Bien escrito y con la distancia justa para hacernos sentir sin regodearse en el dolor, Mil soles espléndidos nos va a ayudar a entender mejor qué pasa en Afganistán, nos va a hacer crecer como lectores y como seres humanos. Seguimos.