Publicado en Libros, Novela

El extranjero (Albert Camus)

Este fin de semana he compartido parte de mi tiempo con este clásico moderno. Tenía muchas ganas de leer a este autor y no me ha decepcionado en absoluto. Fácil de leer, la he devorado sin apenas darme cuenta y he terminado con ganas de más. Creo que más pronto que tarde caerá La peste.

Si la función principal de la literatura es conocer seres humanos y realidades distintas a la nuestra, creo que esta pequeña novela la cumple perfectamente. El protagonista de El extranjero comprende el mundo de un modo peculiar y Camus nos permite entrar en su cerebro de tal modo que podemos llegar a entender su punto de vista. Es una perspectiva completamente diferente a cualquiera que hayamos conocido y, sin embargo, no causa un extrañamiento completo. Su mente es coherente, en el sentido de que es siempre la misma, desde el inicio al final y, de algún, modo podemos comprenderla.

La peculiaridad del razonamiento del protagonista es que carece de moral, en el sentido social del término. En concreto, parece carecer completamente del sentimiento de culpa. Quizá esto sea consecuencia de que en todo momento presenta una excesiva intelectualización de la conciencia, de modo que las emociones que no son prácticas simplemente decide no tenerlas.

La novela se divide en dos partes, con dos contextos muy distintos, aunque la forma de actuar y de comprender el mundo por parte del protagonista es similar en ambas. En la primera, su vida es bastante anodina, con las preocupaciones de un joven normal. Tal vez lo más relevante aquí es que acaba de fallecer su madre (pero eso ya lo sabíais. ¿Quién no conoce el maravilloso inicio de esta novela?). En la segunda parte, su vida toma un giro inesperado y el joven se tiene que enfrentar a una de las situaciones más comprometidas en la vida de un ser humano: la muerte.

En definitiva, una novela que os recomiendo vivamente. Se lee fácilmente, te pone en el lugar de un otro muy distinto y, además, estamos ante la pluma de un verdadero maestro en el oficio. Sus frases cortas, sus juegos con los tiempos verbales (el presente y el pasado juegan al cucu/tastas de nuestra infancia), el control perfecto de una mente diversa y el modo en el que describe las reacciones del resto de personajes ante la actitud del joven son sencillamente magníficas.

3 comentarios sobre “El extranjero (Albert Camus)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s