Publicado en Recomendaciones temáticas

Literatura Pulp

A casi todos nuestros lectores les sonará el término Pulp. Incluso os podréis preguntar si la famosa película de Tarantino, Pulp Fiction, tiene algo que ver con esa literatura que tanto éxito tuvo en las primeras décadas del siglo XX en EEUU.
La respuesta corta es si, desde luego. El gran director de cine siempre se ha declarado incondicional del Pulp y todo lo que le rodea. La respuesta larga daría para uno o varíos libros.
La cultura Pulp, la literatura que se generó a partir de esas revistas de baja calidad traspasó las ideas más optimistas de quienes participaron en ella. Unas revistas confeccionadas con las fabricaciones más bastas de la pulpa del papel, sin cortes definidos y con un color tan característico como desagradable. Su impacto en la cultura de la época fue tan grande que hoy en día estaríamos huérfanos de algunos de los mejores escritores y personajes de la historia reciente, como Tarzan de los monos, Flash Gordon, etc..

Fue un nicho de creación y expresión para autores de ciencia ficción como Lovercraft, Asimov, Bradbury o Howard, por nombrar sólo algunos de ellos.
Las historias no se ciñieron únicamente al ámbito de la ciencia ficción, también hubo espacio para la novela negra o el western. Y personajes como Superman nacieron bajo la bendición de otros protagonistas que nunca tuvieron la suerte de volverse tan universales como el hombre de Kripton.
Lo que unía a casi todas de ellas era un argumento simple, rayando la paranoia, con un lenguaje muy soez y donde el sexo y el erotismo impregnaba las situaciones más absurdas que una mente podía dibujar. Sus portadas solían ser lo mejor de cada revista, de vistosos colores, que iban adelantando con más o menos acierto lo que uno podia encontrar dentro de sus páginas.
Porque ese acierto dependía de la calidad de sus autores, y como la oportunidad de escribir para estas publicaciones estaba abierta a todo el mundo, es cierto que muchas de las páginas que aparecerían semanalmente no contenían más que ideas deslabazadas y sin coherencia. Pero cuando uno de los grandes escribía, dando rienda suelta a una creatividad no sujeta a límites editoriales, el resultado era maravilloso.
También nuestro país tuvo su literatura pulp, aunque su fenómeno se dió mucho después. Los nombres de Marcial Lafuente Estefania o Corín Tellado, autora de casi ¡5.000 novelas!, siempre estarán unidos a ese papel grisáceo y que terminaba por desencuadernarse sin remisión. Aunque si hubo un fenómeno que los superó a todos ellos fue El Coyote de José Mallorquí. Heredero de la obra El Zorro, este autor se la posguerra se convirtió en un imprescindible de la juventud de la época. Tal fue su importancia que hoy en día se sigue reeditando su obra con considerable éxito.
Simplemente conociendo la calidad de los innumerables autores que escribieron para estas revistas nos puede dar una idea de la importancia de un fenómeno literario denostado por críticos pero que poco a poco ha ido haciendo su hueco dentro de la historia. Un hueco que no deja de crecer, aunque por una vez el dicho quizá tenga razón: cualquier tiempo pasado fuese mejor.

Autor:

Lector compulsivo, aprendiz de todo, curioso de la vida y niño grande.

Un comentario sobre “Literatura Pulp

  1. Aparte de los libros de bolsillo de Marcial Lafuente Estefanía y compañía, y publicaciones como el Coyote o los tebeos de Bruguera, también hubo revistas de ciencia ficción hechas en pulp… la más importante, que aguantó quince años con un buen nivel literario, fue Nueva Dimensión. Desapareció justo cuando la descubrí con diez años, y he leído apenas media docena de números que en tiempos se podían conseguir en librerías de viejo. Ahora no, que son de culto y están cotizadísimos

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s