Publicado en Libros, Novela

Ex Libris (Ross King)

En ocasiones, demasiadas, un gran inicio inicial se termina diluyendo en interminables capítulos que derivan hacia un final frustrante.
Ross King es un profundo conocedor de los siglos XVI y XVII, pero su narrativa no está a la altura del trabajo de documentación. Prueba de ello ha sido su paso a la publicación de ensayos, dejando de lado unos inicios encaminados hacia la ficción.
Ex Libris fue su segunda novela; animado por el éxito de ventas que supuso la obra donde se acercaba a la vida de un «castrati», quiso repetir contando la historia de un librero a la búsqueda de un manuscrito que esconde un gran secreto.
Ross nos propone un recorrido por dos de las más representativas capitales de Europa: París y Praga. Y quien quiera conocer, con un nivel de detalle excelso, cómo era la vida de la época no se sentirá defraudado. Donde falla el autor es en proponer una trama que no termina de enganchar. Y no será porque no lo intenta, hasta el punto de contar con dos misterios que van de la mano hasta un final común. Pero no encuentra Ross el ritmo adecuado que necesita toda novela de misterio. Los diálogos, demasiado breves para poder conocer a los personajes, se pierden entre interminables líneas descriptivas que terminan por hacer desaparecer cualquier ambiente de misterio o intriga.
En ningún momento nos sentimos partícipes de las fatigas en la búsqueda, posiblemente porque nunca llegamos a conocer realmente a sus protagonistas. No dejan de ser meras marionetas que se mueven por unos escenarios que les roban todo el protagonismo.
El atractivo del libro son las descripciones que buscan darnos a conocer la vida del siglo XVII, de ahí el enfoque que dió el autor a sus siguientes trabajos. Sus obras posteriores, muy elogiadas por la crítica, han dejado de lado la ficción para centrarse en la divulgación histórica y, si vemos Ex Libris como un ensayo histórico, obviando la historia de fondo, su valor crece muchísimo.
No hay duda que Ross King acertó con el cambio.