Publicado en Club de lectura #elsitiodemirecreo

Parte I #Sapiens La revolución cognitiva

Ya llevamos 4 días de lectura conjunta y hemos terminado la primera parte del libro, dedicado a la época que va del 70 000 ap al 12 000 ap, esto es, desde que se produce la revolución cognitiva, por la que los sapiens comenzamos a pensar de modo distinto (de forma más creativa), hasta la revolución agrícola.

Durante esta época, los sapiens eran recolectores y cazadores. Es difícil entrar en detalle sobre cómo vivían, pero lo que se sabe a través de los fósiles dista mucho de la imagen que nos ha llegado de ellos. No parece que fueran tan simples como nos los pinta la cultura popular, ni tampoco tan indefensos en su contexto. De hecho, provocaron ellos solos una primera gran extinción de especies en los territorios en los que vivían.

¿Cómo habría sido el mundo actualmente si no se hubieran producido estas extinciones masivas (incluida la posibilidad de que hubiera sobrevivido el resto de homos)? ¿Por qué nuestra especie está desde el inicio unida a la devastación y la muerte?

El cerebro de los sapiens de esa época era el mismo que el nuestro. Hablaban lenguas parecidas a las nuestras, tenían la misma capacidad de ficción, la misma capacidad de aprender, la misma necesidad de trascendencia. Eran como nosotros, solo que en un contexto muy diferente. Y si se convirtieron en la especie más potente del planeta fue por su capacidad de trabajar colaborativamente.

¿Qué recorrido habría tenido nuestra especie si hubiéramos sido tan individualistas como ahora, si cada uno se hubiera preocupado únicamente por su propia supervivencia, sin contar con las necesidades del grupo? Leer sobre estos antepasados nuestros nos lleva a reflexionar sobre la importancia de la cooperación para nuestra propia supervivencia como especie. Ser colaborativos es más inteligente.

Publicado en Música

IV (Led Zeppelin)

Madre mía, como son las estrellas del rock. Pues no van y se enfadan con las críticas de su anterior trabajo y para tocar las narices elaboran uno de los álbumes más importantes de la historia. Y, redondeando la jugada, ni le ponen nombre y lo llenan de símbolos.
Porque sí, así fue la cosa. El guitarrista Jimmy Page, cansado de las críticas por el tercer disco de Led Zeppelin, quiso sacar un trabajo donde se les amara u odiara de forma definita. El resultado : su mejor disco, el más vendido y con varios singles que nos sobrevivirán a todos.
Para hacernos una idea de la importancia del grupo, tengamos en cuenta que solo grabó ocho álbumes en su carrera, que no fue más allá de 10 años. Y en ese breve período de tiempo se convirtieton en inmortales. La muerte del batería John Bonham precipitó la disolución de la formación británica. Aunque hubo intentos de retornar, nunca pasaron de ser sombras de lo que un día fueron.
No creo que haya mucha gente hoy en día que no conozca su tema más legendario: Stairway to heaven. Como curiosidad, sabed que es el tema más radiado de la historia y su partitura la más vendida. Al margen de elogios hacia el solo de guitarra, la letra o sus polémicas satánicas, este tema supuso una revolución en la forma de entender el rock de los setenta. Sus variaciones, la voz de un Robert Plant en forma, o la ejecución perfecta del cuarteto en sus versiones en directo nos han legado horas y horas de emociones a flor de piel.
Pero no estamos ante un disco de un solo tema. Estamos ante un trabajo descomunal, brillante y con una variedad que va desde el blues, pasando por el rock y coqueteando con el folk.

Una combinación que unos genios enfadados hicieron para el deleite de los mortales.