Publicado en Libros, Novela

La forja (Arturo Barea)

Ayer terminamos Mamen y yo de leer La forja. Siendo sincero debo matizar que ella leía (en voz alta) y yo disfrutaba escuchando este primer volumen de la trilogía cumbre de Arturo Barea. Una costumbre fantástica que me ha regalado muchas tardes inolvidables conociendo la infancia y adolescencia del genial escritor.

Una historia que nos lleva a principios del siglo XX en una España atrasada y con unas diferencias sociales tan abismales que cuesta digerir la miseria de una población casi analfabeta y resignada a su suerte.

Hijo de una lavandera, huérfano de padre, la infancia de Barea discurre entre una educación casi elitista gracias a sus tíos, y su continuo cuestionamiento sobre las razones de esas diferencias económicas tan palpables en su propia familia, haciendo que su pensamiento político vaya girando hacia la izquierda.

Conoceremos una sociedad donde los niños de trece años comenzaban a trabajar como aprendices casi gratuitamente. Y los sindicatos empezaban a dar sus primeros pasos con graves riesgos para esos pioneros.  Conviviremos  con la mísera cotidiana, la vida de un Madrid casi provinciano y el comienzo de una despoblación rural que se aceleró en decadas posteriores. Aprenderemos de dónde venimos y todo lo que se ha luchado por unos derechos mínimos en el trabajo. La evolución que ha sufrido esta sociedad para intentar acortar las diferencias sociales, con un resultado más que discutible.

Todo ello acompañado por un narrador increíble, con un lenguaje duro y sencillo en los diálogos de los personajes. En contraposición a unas descripciones de paisajes y entornos con unos párrafos casi poéticos que te envuelven en su totalidad.

Ya estamos impacientes por tener más tardes de relax y seguir disfrutando de la apasionante vida de Barea y su lectura compartida.

Publicado en Libros, Novela

Cuídate de mí (María Frisa)

Dos mujeres que luchan por sobreponerse a los reveses de sus vidas, tanto profesionales como personales. Un violador que escapó a su castigo. Una venganza cruel que estremece las fibras más sensibles.

Y Zaragoza de fondo. Con su verano asfixiante, con sus rincones perfectamente dibujados de la mano de María Frisa. Un libro cuidado en todos sus detalles. Donde todo va encajando capítulo a capítulo en una narración ágil y que engancha alcanzando un climax fantástico. Con pequeñas incursiones al pasado que enriquecen la trama, aportando detalles que hacen que el lector se sienta más y más involucrado en las vidas de nuestras policías.

Un canto a la integridad profesional, a la superación de las barreras y las dificultades. No busquen ningún rasgo de series policíacas donde el ADN encontrado en un rincón oculto lleva a resolver el crimen. Aquí encontraremos humanidad, sensaciones, intuiciones, la búsqueda de la verdad aunque ésta implique más dolor. Porque la vida no siempre es justicia. También es perseguir a quien la justicia la toma de su mano.

La dualidad en la narración, centrándose en Berta y Lara alternativamente, es un recurso narrativo que nos hace alternar emociones variopintas de página en página. Podemos pasar de la euforia por un pequeño triunfo de una de ellas a la melancolía más absoluta en la madrugada sofocante mirando la luces de nuestra ciudad mientras acompañamos silenciosamente a la otra.

Una trama dura, muy dura, que retrata la realidad de los malos tratos, la impotencia de aquellas personas que tratan de ayudar y la crueldad de las vidas de aquellas mujeres que no consiguen escapar de sus miserables verdugos. Me niego a darles otro nombre. Ni maridos, ni compañeros, ni parejas.

Una novela negra pero donde las personas brillan con luz propia.

Publicado en Libros, Novela

Juntos, nada más (Anna Gavalda)

El libro que os traigo hoy lo encontré por casualidad. Fue una de esas tardes que entré a una librería solo por acompañar, pero con el firme propósito de no llevarme nada. Mientras los demás buscaban lo que necesitaban, yo ojeaba los estantes de libros de bolsillo. Una cosa inocente, ya sabéis, solo por mirar. Y el libro de Gavalda me llamó la atención. Tras la enésima promesa de no comprarlo, lo saqué de la estantería y comencé a leer :

«Paulette Lestafier no estaba tan loca como decían…»

Varias horas después estaba dejando el libro en el estante de mi dormitorio. Ese en el que solo entran los más especiales.

Juntos, nada más es una novela que habla, precisamente, de encuentros inesperados. Sus cuatro protagonistas no están, digámoslo así, pasando su mejor momento. Alguno, de hecho, siente que está tocando fondo. Otros, que nunca, en realidad, llegaron a sacar la cabeza del todo. Ninguno tiene un plan para que su vida mejore. Ni mucha esperanza, la verdad. No están buscando amigos y no tienen confianza, me temo, ni en sí mismos.

Anna Gavalda nos habla, en esta historia, del encuentro fortuito que, sin buscarlo, sin notarlo, crea poco a poco una familia. De la desconfianza mutua, al cariño. Del choque de cuatro solitarios, al goce tranquilo de sentirse en casa.

No es fácil aceptar la imagen en el espejo cuando sabes de sobra dónde está cada uno de tus defectos. No es fácil confiar en unos desconocidos tan distintos a ti y con tantas taras como tú misma. No es fácil, pero en ocasiones es inevitable. Porque igual que a veces nos sobreviene la tragedia inesperadamente, otras, sin buscarla, llega callandito la felicidad.

Si no tenéis tiempo, si la lista de pendientes ya es demasiado grande, si tenéis demasiadas cosas que hacer, no comenceis a leer esta novela. O, mejor, hacedlo. Todos merecemos unas horas de felicidad.

Publicado en Cómic, Libros

Colección Astérix y Obelix (Uderzo y Goscinny)

Esta no es una reseña cualquiera; es un homenaje a todas las tardes que pasaba en la biblioteca releyendo una y otra vez cada tomo de la colección. Tardes después del colegio, llegando a la carrera y con la bibliotecaria, ¡bendita paciencia!, poniéndonos en fila para  llegar hasta las estanterías de los cómics. Y allí, ordenados pulcramente en la cuarta estantería, segunda balda, estaban Asterix y Obelix acompañados por toda su aldea, que resistían una y otra vez al empuje de unos locos romanos.

Volumenes que estaban ajados, manoseado por las decenas de niños que nos disputabamos conseguir nuestros preferidos. Porque cada uno de nosotros tenía uno por encima de los demás . El mío era «Astérix legionario». No me cansaba nunca de sus giros argumentales y los chistes, tanto gráficos como de texto.

Tengo el pequeño orgullo de poseer la colección completa y la voy completando número a número estos últimos años con las novedades que la editorial va sacando . Nuevas aventuras que quizá no hagan justicia a aquellos números originales de René
Goscinny y Albert Uderzo. Pero cuando termino cada uno de estos últimos lanzamientos mi primer pensamiento siempre es el mismo : eran unos genios y, por lo tanto, sería injusto comparar a los nuevos creadores de sus aventuras con ellos. Nadie se puede comparar.

Aprendí a disfrutar de la lectura con ellos, aprendí unos valores que me han acompañado desde entonces, aprendí a amar la historia con sus aventuras. Y todo lo que aprendí me formó y moldeó.

Y lo hice con una sonrisa. Gracias a ellos.

Publicado en Libros, Novela

El Principito (Antoine de Saint Exupéry)

Hay momentos en los que escribir puede ser lo más sencillo del mundo o, por el contrario, una tarea que requiere toda la capacidad de concentración. Hoy tengo una sensación muy rara. Porque hablar de «El Principio» debería ser fácil y fluido y sin embargo, llegado el momento, no encuentro las palabras que hagan justicia a la belleza y la emoción que encontramos dentro de la narración.

La obra cumbre del Saint-Ecupéry es un relato corto pero lleno de emociones. La historia inmortal del niño y el aviador no es un cuento de niños. O por lo menos no es solamente eso. Es un relato sobre la vida, sobre la amistad, la ética, la vanidad y la incomunicación entre las personas. A través de los ojos del niño vamos descubriendo como hemos perdido la inocencia de la infancia y lo difícil que es para un niño comprender la vida de los adultos.

A través de sus diálogos, el libro nos regala frases que han quedado fijadas en la cultura popular y son perfectamente reconocibles de forma aislada.

De igual manera, las ilustraciones, originales del autor, también han quedado impresas en nuestra retina. Cómo no recordar a la boa que se tragó a un elefante, la rosa encerrada en la vitrina y por supuesto, los rizos dorados del protagonista. Todo el conjunto forma una obra universal que desde su publicación se ha convertido en una de las más traducidas y vendidas de la historia.

Escrito en un momento muy particular de su apasionante vida, su repentina muerte nos privó de conocer todo su intención y simbología. Parece muy obvio que el principito es su imagen de niño y muchos pasajes del libro parecen extraidos de sus numerosos viajes y aventuras como aviador.

Un año después de su publicación, Antonio de Saint- Exupéry se perdió en el desierto, tal y como lo sucede al aviador de su libro. Es inevitable sentir un escalofrío ante tan desoladora coincidencia.

Una obra mágica escrita por alguien que tuvo una vida mágica.

Publicado en Libros, Novela

El hereje (Miguel Delibes)

Hoy nos introducimos en la Castilla del siglo XVI, siglo convulso religiosamente y donde la inquisición adquirió parte de la mala fama que desde entonces le ha acompañado.

Recorreremos Valladolid de la mano de Cipriano Salcedo, nacido el mismo día que Lutero colgaba sus tesis, lo que supuso el inicio del protestantismo. Y es precisamente este hecho el que marcará la vida y el destino de nuestro protagonista. Convertido en  comerciante, sus intereses parecen coincidir con grupos de conocidos, algunos históricos, que coquetean con las ideas revolucionarias de Lutero y que chocan de manera frontal con la iglesia católica.

No es una novela que hable de la intolerancia religiosa, o no en exclusiva. Su principal intención es la denuncia de la intolerancia sobre pensamientos heterogéneos a la doctrina oficial. Pues hubo pequeños grupos que intentaron introducir el pensamiento protestante que fueron represaliados con dureza. No hay, sin embargo, razones religiosas de alcance en las páginas de la novela. Delibes está más interesado en la confrontación entre la tolerancia y el fanatismo. El protagonista se muestra como una persona íntegra que aspira a respuestas que no encuentra en su entorno.

Es la lucha que se establece entre una apertura hacia unas ideas rompedoras y el inmovilismo por parte del estado. Un combate que, en nuestro país, nunca fue dialéctico. Más bien la sangre y el miedo fueron las razones que erigieron a la Iglesia Católica como estamento dominante prácticamente hasta la actualidad.

Fue la última novela de Delibes y  quizá no está a la altura de otras que han marcado su carrera, pero sin duda se lee con mucho agrado. La información histórica es espléndida y detallada. Y la trama, aunque en ocasiones se estanca por el despliegue de las descripciones, siempre remonta y nos regala un gran libro de aventuras con tintes costumbristas.

Una buena manera de acercarse al autor de algunas de las novelas más influyentes del siglo XX y que nos permite conocer un periodo decisivo de la historia.

Publicado en Libros, Novela

El viejo y el mar (Ernest Hemingway)

Subir a una pequeña barca para enfrentarte al miedo de haber perdido el dominio de tu oficio, el control de tu vida. Una lucha que puede ser la última si los elementos están en tu contra. Aunque piensas que todo da igual si tus vecinos piensan que has perdido aquello que te caracterizaba.

Y sucede lo que buscas, lo que más ansias. Esa pieza codiciada que retornará tus días de gloria ante aquellos que ahora te esquivan. Una captura con la que entablar una lucha de igual a igual, voluntades encontradas que durante días exprimirá todas tus fuerzas y hará que tu mente llegue a sus límites.

Hemingway, un año antes de conseguir el premio Nobel, publicó este pequeño relato que supuso el cenit de su narrativa. En sus poco más de ochenta páginas, encontramos el estilo más cuidado y conciso del autor norteamericano. Una aventura, pequeña en extensión, grande en significado sobre un viejo pescador que lucha por demostrar que su tiempo no ha pasado y su suerte sigue intacta.

El autor acuñó la teoría del iceberg y en «El viejo y el mar» muestra como aquello que no muestra explícitamente es lo importante de la historia. No hay alusiones directas a la lucha contra la soledad o lo inevitable de la muerte. Pero todo subyace bajo sus líneas y va conformando una historia paralela a la lucha física contra el pez.

Un libro que conmueve y emociona por la grandeza que muestra ante la inminente derrota, fácil de leer en apariencia pero más profundo de lo que podría suponerse en un primer vistazo.

Una aventura que nos reconcilia con la individualidad en unos tiempos donde el grupo ha devorado la voluntad, donde si alguien destaca se piensa que ha sido a costa de pisotear otras voluntades.

Un canto a la belleza de la vida.

Publicado en Cuentacuentos, Eventos

Cuéntame lo que no te contaron (Teatro indigesto)

Erase una vez, en una tarde calurosa a la orilla del río Ebro, tres maravillosos actores que improvisaron un cuento tras otro para un público que ocupaba todo el aforo del teatro.

Pero no eran los cuentos de hadas que todos conocemos. Quisieron ofrecernos las historias del antes de los cuentos, o del después, y también del antes del después, aunque también contaron el después del antes….. Un mágico lío del que ellos salieron airosos y aplaudidos.

Nos contaron la historia de la cenicienta, que sin quererlo se convirtió en la bella durmiente. También salió el cuento de los tres cerditos, vegetarianos y uno de ellos alcalde. Conocimos la historia de la abuelita de caperucita, donde como en todas las familias también cocian habas. Algunos fueron cuentos de terror, otros de misterio, pero todos hechos con humor y talento.

Un libro sirvió de excusa para desplegar un trabajo de improvisación genial, que contó con la ayuda de un público que participó, río y disfrutó olvidando durante ese rato el calor y los mosquitos que los sofocaba.

Una tarde de cuentos y teatro. Todo unido por un libro, una librería y un librero loco que nuestros gustos conocía.

Y colorin colorado, esta es la historia de los cuentos como nunca antes nos los habían contado.

Publicado en Libros, Novela

La historia del rey transparente (Rosa Montero)

Las últimas dos semanas he estado acompañando a Leola en su viaje desesperado a ninguna parte, su lucha por sobrevivir a un mundo violento y peligroso.

A estas alturas no creo que quede nadie que no conozca la maravillosa pluma de Rosa Montero. En esta ocasión, nos lleva a la Edad Media. Con personajes inolvidables, llenos de claroscuros pero con un atractivo indiscutible y con una historia que no da tregua, esta novela no se parece a ninguna otra que yo hubiera leído de esta autora. Se trata de una fabulosa narración llena de magia e historia a partes iguales.

La he disfrutado mucho, pero tengo que advertiros de algo. Al estar ambientada en la Edad Media, yo la encaré en un principio como una novela histórica. Y me equivoqué. A pesar de tener mucha información histórica real, el objetivo de la autora no es escribir una novela histórica, sino una fábula que explique, a través de la ficción mágica, la revolución que se produjo en la Edad Media. Y es que, en ocasiones, a la verdad se llega mejor a través de la fábula.

Varios son los factores que hacen de este libro una novela de aventuras por encima de cualquier otra cosa. En primer lugar, está llena de guiños a una realidad mágica que da sentido a muchos de los acontecimientos del libro. Además, en el epílogo, la propia autora nos confiesa que no ha respetado tiempos y espacios de los hechos históricos narrados. Como buena novelista, ha utilizado la realidad para, al deformarla, contarla mejor.

A pesar de todo, el runrún que me ha acompañado toda la lectura no se debía a estos datos incongruentes con la historia. No conozco tan al detalle la Edad Media, desgraciadamente. No. El runrún se debía a la forma de contar. Y es que La historia del rey invisible está escrita en primera persona y en presente. Es la propia Leola la que nos cuenta lo que le está pasando. Y en sus palabras, nos reconocemos. En su situación, probablemente pensaríamos y sentiríamos lo mismo. Y es esta comunión total entre el pensamiento de una pobre campesina medieval vestida de caballero y nosotros la que nos saca de la novela histórica y nos lleva a la ficción novelada.

Leola no tiene edad porque Leola somos todos los que nos enfrentamos a un mundo injusto y violento y a pesar de todo sobrevivimos. Los que encontramos, en las situaciones más duras, a la gente más valiosa. Leola somos todos los que queremos transformar la violencia medieval en un mundo compasivo y creativo.

Publicado en Eventos, Monólogos

Monólogos científicos en la semana verde de Unizar (RISArchers)

El jueves pasado los RISARchers volvieron al escenario y lo hicieron en un lugar francamente bonito: la terraza del museo Pablo Serrano de Zaragoza. Como siempre en estos tiempos, al aire libre, con distancia de seguridad y todas las medidas sanitarias para un espectáculo en pandemia.

Ver a los RISArchers en directo siempre es un verdadero gustazo. Además los presentaba, cómo no, la gran Encarni Corrales. Nunca le agradeceremos lo suficiente a Carmina Puyod que organice estos eventos.

La selección de monologuistas fue un lujazo y nos trajo temas tan variados como el origen del nombre de las marcas, las diferencias entre matemáticos e ingenieros, qué hacer con los molestos piojos, las recomendaciones sanitarias sobre lo que no hay que hacer, el número de dimensiones que tiene el mundo, la resistencia a los antibióticos por parte de las bacterias, la manera en que se enfrian los ordenadores cuánticos, el triste e injusto efecto Matilda, los peligros del <<riego>> en la economía y la importancia del Helio.

Nos reímos, sí, pero, como siempre, también aprendimos. Bajamos de aquella estupenda terraza un poco más sabios, mucho más desestresados y (¿por qué no decirlo?) un poco más felices. Si me permitís un consejo, aprovechad las ocasiones que se os brinden y no dejéis de ver en directo a este grupo de investigadores que saben hacer fácil lo difícil.