Publicado en Libros, Novela

Soy leyenda (Richard Matheson)

Comenzamos la semana con una pequeña gran novela. Pequeña de extensión, no más de 200 páginas, grande en su calidad y su trascendencia en las décadas posteriores.

«Soy leyenda», nos traslada a un mundo apocalíptico donde los seres humanos han desaparecido agonizando por un virus que ha dado paso a una sociedad dominada por vampiros. La originalidad de Matheson es presentar como normalidad la sociedad que se está componiendo por los nuevos seres. Y es nuestro protagonista, Robert Neville, el último humano, quien es la anomalía.

Un protagonista que además de su lucha contra los vampiros debe luchar contra la soledad, el miedo, la rutina y la locura. Su día a día es un desafío a la cordura, que no encuentra reposo ni descanso por las noches, donde vive encerrado en su casa asediada por los nuevos amos del mundo, que no son monstruos irracionales sino el germen de una nueva organización.

Un magnífico retrato de un ser humano que va aceptando muy despacio su verdadero papel en el nuevo mundo. Sus interacciones nos dejan frases y diálogos totalmente lúcidos sobre la condición humana al llegar a los límites de la cordura. La resistencia a la aceptación de un hecho que no tiene vuelta atrás refleja en la mente de Neville un detallado mapa mental sobre sus emociones y miedos que nos va calando capítulo a capítulo y nos sumerge en su sufrimiento y esperanza.

Una magnífica manera de empezar la semana, con una obra de arte de la ciencia ficción que nos dejará con muchas ganas de seguir leyendo más del maestro Matheson.

Autor:

Lector compulsivo, aprendiz de todo, curioso de la vida y niño grande.

2 comentarios sobre “Soy leyenda (Richard Matheson)

  1. Por alguna estantería de casa anda ese libro, eso sí, en una edición muy clásica, de la época de El Ultimo Hombre Vivo.

    El problema de esas ediciones clásicas, es que como la ciencia ficción era un género de consumo muy juvenil, literariamente denostado y editorialmente poco mimado, las traducciones no solían tener una calidad medianamente buena, lo cual hacía imposible que estas novelas entraran en el mercado más general, y alimentando el círculo vicioso.

    Ahora sigue siendo un género bastante poco respetado, pero al menos los que trabajan en él son mucho más profesionales.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s