Publicado en Eventos, Exposiciones

Premio internacional de fotografía Luis Valtueña

La tarde de ayer fue emoción a flor de piel.  Fuimos a ver las fotografías más destacadas en el 24° premio internacional Luis Valtueña, que actualmente se expone en el Centro Joaquín Roncal, en la calle San Braulio, 5-7 de Zaragoza.

Son unos premios que Médicos sin fronteras organiza desde 1997 en homenaje a cuatro voluntarios asesinados en Ruanda y buscan promover valores de solidaridad y compromiso.

En la edición de este año, el jurado tuvo que elegir al ganador y los finalistas entre más de 6400 fotografías. Tarea ingente por la cantidad  pero también por el impacto de ver todas esas imágenes tan duras que muestran una faceta del ser humano que permanece oculta la mayor parte del tiempo: somos nuestros peores enemigos.

El ganador fue Santi Palacios, por su trabajo al plasmar en imágenes la situación que han vivido nuestros mayores durante el momento más duro del confinamiento. Fotografías de esas personas, ancianos y cuidadores, que durante meses vivieron aislados y olvidados. Acompaña a sus fotográfias un pequeño documental que narra cómo vivieron ese momento tan duro personas que, y cito, «ya han vivido una guerra civil, las penurias de la posguerra, el franquismo, la transición, la llegada del nuevo siglo y ahora, la pandemia».

También fuimos testigos mudos y emocionados de las fotografías de los finalistas, Luis Sergio, Sergei Stroitelev, Emeke Obanor y Nicoló Filippo Rossi. Sus fotografías y las historias que las acompañan son un recordatorio doloroso de la injusticia y desigualdad.

Una exposición para disfrutar por la belleza de sus instantáneas, para reflexionar sobre las cosas que quedan por hacer, para agradecer la vida privilegiada que tenemos y para no olvidar jamás que siempre podemos dar un poco más de nosotros mismos.

Una maravillosa tarde.

Publicado en Ensayo, Libros

La Olivetti, la espía y el loro (Lea Vélez)

Esta mañana de sábado os invito a que os metáis conmigo debajo de una mesa de cocina. Estamos a finales de los años setenta y Lea niña nos hace un hueco a su lado. Si os quedáis callados, escuchareis el sonido característico de una máquina de escribir. Es Maria Luisa Martín, la madre de Lea, que transcribe literalmente las entrevistas que suenan en la grabadora. Porque, más allá del sonido de la Olivetti, podréis oír a los protagonistas de la España cultural de la transición.

Las entrevistas que transcribe Maria Luisa son del programa que dirige su marido, Carlos Vélez, para TVE. El archiconocido Encuentros con las letras. Así que, si aceptáis la invitación y os acomodais bajo la mesa de la cocina, escuchareis a Borges, a Umbral, a Arrabal, a Fernando Sánchez Dragó, a Rosa Montero, a Cela y a un sin fin de personas más que se alzan sobre el sonido de la máquina de escribir y nos hablan de ellos mismos, de la época que están viviendo o del ambiente cultural de su epoca.

Pero el libro de Lea es mucho más que esas transcripciones. Porque en ocasiones, la niña que juega bajo la mesa se torna adulta y reflexiona con nosotros sobre lo que está escuchando. Y nos habla de nosotros, de la época que estamos viviendo y del ambiente cultural de nuestra época.

Incluso Maria Luisa, de tanto en tanto, deja de escribir y nos habla, con su voz del siglo XXI, sobre cómo vivió ese momento de transición de la dictadura a la democracia colaborando en uno de los programas culturales más importantes de TVE de toda su historia.

Os invito, pues, a que os embarqueis en este viaje de ida y vuelta a nuestro pasado cercano. Saldréis con ganas de leer muchos libros, ver muchas películas, contemplar muchos cuadros. Porque si con algo te deja este libro, es con ganas de más cultura.

Publicado en Libros, Novela

El código Da Vinci (Dan Brown)

Os propongo un buen libro de misterio para este fin de semana.

Olvídense de polémicas y tabúes. Simplemente disfruten de una novela de intriga, acción, giros inesperados y un ritmo que va creciendo capitulo a capítulo.

Porque muchas veces olvidamos que se puede leer por entretenimiento. Por el placer de una historia bien hilada, por la identificación con un personaje o por una prosa que vuela en nuestra mente.

Y también, en ocasiones, debemos dejar de lado las opiniones de unos críticos, de profesión o vocación, que enturbian el placer de atesorar momentos entre las páginas de un libro.

La historia es tan conocida, supongo, que creo no merece la pena resumirla. Sin embargo, sí quería resaltar sus virtudes para la diversión.  La construcción de la historia, el encaje casi perfecto de la trama hacen que leerla te deje un regusto dulce.

Por supuesto, hay datos más o menos veraces o históricos en la novela,datos para la controversia, una campaña de publicidad polémica y unos antagonistas enconados en la defensa de su verdad.

Sinceramente, ¿qué más da? Lo importante es disfrutar, una vez más, del negro sobre blanco.

Publicado en Libros, Novela

Asesinato en el Orient Express (Agatha Christie)

Acercándonos al fin de semana, hoy os propongo un asesinato.

En un precioso tren, un grupo variopinto viaja cruzando Europa sin sospechar que entre ellos se encuentra el mundialmente famoso detective Hércules Poirot.

Nuestro protagonista viaja de urgencia pero durante el trayecto pone su privilegiado cerebro al servicio de la compañía del tren para resolver un crimen cometido en uno de los vagones.

Se encontrará con doce sospechosos, muy diferentes y que relatarán doce diferentes coartadas haciendo, en principio, irresoluble la autoria del crimen.

¿O quizá no?

«Asesinato en el Orient Express» es una de las novelas más famosas de la escritora Agatha Christie, donde una vez más presentará al lector un puzzle extraordinario que será imposible completar hasta las últimas páginas.

Será otro relato escrito para su personaje más emblemático, Poirot, que sin otras armas que su inteligencia, se abrirá paso a través de innumerables pistas e indicios hasta llegar a la solución.

Publicada en 1932, se convirtió al instante en una de las obras de más éxito de la escritora. Sus ventas y las excelentes críticas a su estilo sencillo y ameno, hicieron de la novela una de las favoritas para ser llevada a las pantallas del cine en muchas ocasiones.

La capacidad de Christie de mantenernos en vilo hasta el final, así como de invitarnos a que seamos detectives dentro de sus páginas, nos garantiza una lectura tan grata como frustrante por nuestra incapacidad para resolver el misterio antes que el inmortal detective belga.

Subamos de nuevo al tren, señores pasajeros. El viaje promete emociones a flor de piel.

Publicado en Ensayo, Libros

Librerías (Jorge Carrión)

Hace unos días, dejaron a Mamen un ensayo acompañado de una sincera recomendación para leerlo con mimo.

No conocía al autor y reconozco que no soy muy amante de los ensayos, pero después de este libro prometo hacer propósito de enmienda. He leído el volumen con una sonrisa permanente y casi he podido viajar a su lado recorriendo esas librerías de las que habla.

Tenía trampa este ensayo, puesto que conjuga un gran libro de viajes y un estupendo recorrido histórico sobre esos establecimientos.

Entendiendo el origen de las librerias y su importancia en la cultura y economía de las ciudades, podremos comprender su evolución y futuro.

El libro está repleto de librerias míticas como Shakespeare and Company, en París.  De galerias enteras llenas de esos establecimientos mágicos, como Books Arcade en Atenas. De libreros locos, como Ramón Vinyes, aventurero cultural en Colombia. Un viaje geográfico que abarca los cinco continentes.

También conoceremos los claroscuros de los libros, la censura de las dictaduras, la quema de libros durante los regímenes totalitarios de Alemania y la Unión Soviética, el cierre de librerías míticas y las dificultades economícas de un modelo de negocio milenario.

Y seremos parte de un debate que se vive en la actualidad: la pervivencia de las pequeñas librerías como símbolo de libertad y pluralidad o la búsqueda de los benéficos económicos que persiguen las grandes cadenas.

Un libro salpicado de citas que van envolviendo al lector y le da una mirada crítica para comprender esos lugares que conforman el panorama cultural de las ciudades.

Un viaje fascinante, sobre el mundo que amamos y que durante la pandemia ha rebrotado con más fuerza que nunca.

Larga vida al libro y a los locos que siguen respirando por sus páginas.

Publicado en Música

Nomadas (Franco Battiato)

Pido disculpas por adelantado, siento mi falta de originalidad pero resultaba inevitable hablar de él. Tenía en mi planificación escribir sobre este disco, por desgracia la triste noticia ha precipitado todo.

Desde que he conocido la noticia, mis labios no han parado de tararear sus temas, algunos de los cuales hacía años que ni siquiera escuchaba, (esta tarde he repasado algunos para resarcirme) . Toda mi generación le debe momentos de felicidad y esperanza a Battiato.

En mi caso, seguro que no fui al único que le pasó, cuando escuchaba sus temas por primera vez caía rendido a su melodia y a alguna de sus frases. Pero desentrañar el sentido de sus letras exigió conocer al genio desde sus comienzos. Averigüé que había coqueteando con el rock, con la música experimental y hasta con Eurovisión. Me sorprendí con su faceta espiritual, más pegada a Oriente que a Occidente, también escribió, dirigió películas y pintó.

Y así, canción a canción, fui completando la imagen que perdurará en mi memoria eternamente.

Verle por primera vez en la pantalla de la televisión haría que más de un adolescente hoy en día se sorprendiera por su éxito. Su características físicas, la falta absoluta de movimiento en el escenario y un acento tan siciliano que costaba entenderlo en español serían la pesadilla de cualquier experto en marketing musical.

«Nómadas » no es un disco de creación inedita, sino una selección de temas  traducidos al castellano.  En él se incluyen algunos de los mayores éxitos que tuvo en nuestro país como «Yo quiero verte danzar» ó la que da nombre al álbum, «Nómadas «.

Pero dentro de esta selección se esconden otras joyas del músico italiano. «Bandera blanca» se encuentra entre mis preferidas.

No es un disco redondo, si duda porque fue más fruto del intento de explotar la tremenda fama del cantante. Pero seguro sus canciones seguiran sonando en vuestros oídos mucho tiempo después de haberlo escuchado.

Y sobre todo, es un perfecto aperitivo, ligero y suave, que nos dejará con muchas ganas de descubrir más y más sobre esta figura irrepetible de la música.

Seguiremos danzando eternamente.

Grazie mille.

Publicado en Libros, Novela gráfica

Contrato con Dios (Will Eisner)

La diferencia entre el cómic y la novela gráfica se llama Will Eisner. Así de simple. Sólo un genio puede convertir cada viñeta en una pequeña obra de arte. Y digo pequeña por tamaño, porque las sensaciones que trasmiten cada porción de esas páginas quitan la respiración.

Recuerdo cuando «Contrato con Dios» llegó a mis manos estuve varios minutos observando la portada. Quedé sobrepasado por la fuerza de sus trazos. La portada que yo conocí estaba en blanco y negro y sólo podía pensar en cómo unas líneas podían trasmitir la derrota de manera tan sutil.

Al adentrarme en sus páginas, mi sonrisa no dejaba de aumentar. Me deleitaba con sus encuadres, con los juegos de sombras, con la fuerza de los gestos de cada personaje. Estaba claro que no era un cómic. Era algo mucho más grande.

Cuando Eisner publicó esta obra, ya era un creador consolidado, que podía vivir de las rentas con Spirit, el personaje que lo catapultó a la fama. Pero su inquietud y conciencia necesitaban dar otro paso más. Quería romper con el menosprecio que despertaba el cómic frente a otras manifestaciones artísticas. Nadie mejor que él para conseguirlo.

Reconocemos sus trazos en los personajes que componen las cuatro historias del volumen. Es fantástico ver como es capaz de trazar una evolución psicológica y moral a través de una mirada, de un gesto. El texto apoya la imagen, la refuerza y ambas integran un todo que nos ofrece una experiencia desconocida hasta su publicación.

Estamos ante la primera novela gráfica de la historia. Y una de las mejores. 

Will Eisner consiguió, una vez más, revolucionar la cultura y el arte. Algo sólo al alcance de los genios.

Publicado en Cuentacuentos, Eventos

Lo inevitable (Cristina Verbena)

Ayer, al aire libre y con todas las medidas de seguridad, pudimos disfrutar de una sesión de cuentos de Cristina Verbena. Y así, tímida y feliz, la añorada normalidad se hizo un hueco en la agenda de nuestro fin de semana.

Hora y cuarto de cuentos, canciones, minicuentos y poesía. Setenta y cinco minutos de felicidad, de sonrisas, de aplausos, de complicidad y, a veces, de carcajadas liberadoras.

Ella nos regaló historias que había sacado de libros. Algunas divertidas, muy divertidas, surrealistas muchas; otras más realistas, con un deje de reflexión que nos llevamos a casa, para pensar despacio durante días. Algunas eran tan breves que solo su sonrisa silenciosa conseguía que nos enteráramos de que habían terminado; otras eran tan largas que nos daba tiempo a encariñarnos de los personajes.

Ahí estuvimos, hora y cuarto, con la sonrisa boba en la cara todo el tiempo, como si todo fuera normal, como si la pandemia que nos arrebató nuestra vida no fuera más que una historia lejana. Cristina Verbena nos contaba cuentos y lo demás, por un ratito, se olvidaba.

Y cuando terminó, nos hizo el regalo definitivo. Nos listó los libros de los que había sacado sus historias. Y nos fuimos felices a casa, a leer esos libros. En ellos no encontraremos los cuentos de Cristina, pero sí los que ella leyó antes de transformarlos en sus historias.

Publicado en Ensayo, Libros

Un hombre sin palabras (Susan Schaller)

Para muchos pensadores, la característica más importante de los seres humanos (aquello que nos separa del resto de primates y nos hace ser como somos) es el lenguaje. No son pocos los filósofos y antropólogos, de hecho, que han puesto en duda que pudiera existir el pensamiento racional, tal y como nosotros lo concebimos, sin una lengua en la que apoyarse. Como Wittgenstein, son muchos los que consideran que los límites de nuestro lenguaje son los límites de nuestro mundo.

Desde esta perspectiva, la historia que narra Schaller en este pequeño libro es una ventana al borde mismo del abismo. En ella, la autora cuenta su experiencia con un joven veinteañero (al que llamaremos Ildefonso), sordo y sin lengua materna. Semana a semana, la autora le enseña lengua de signos americana a un asombrado joven, que jamás había sospechado que existiera algo tan increíble como una lengua natural. Las clases con Susan constituyen un (re)descubrimiento radical del mundo en el que había vivido durante más de dos décadas. Se trata de un redescubrimiento más radical que el que siente un ciego congénito que de pronto es capaz de ver. Porque Ildefonso, hasta ese momento, ni siquiera era consciente de que le faltara algo que los demás tenían.

La historia de Susan e Ildefonso es un verdadero viaje iniciático. Desde el día en que Ildefonso intuye, de pronto, la asombrosa revelación que le está haciendo su profesora, el ansia por aprender lo arrasa todo. De pronto, misterios inexplicables hasta entonces, como las navidades o los cumpleaños cobran sentido. Un renacer que la autora del libro vivió en directo y comparte generosamente con nosotros.

El pensamiento sin lenguaje existe y es suficiente incluso para llevar una vida en relativa sociedad. El joven protagonista de este libro y otros tantos como él dan fe de ello. Pero el pensamiento con lenguaje es otra cosa. El concepto de tiempo, la conciencia del yo o la transcendencia difícilmente fluyen sin vehículo lingüístico.

Leer este pequeño libro de escasas 200 páginas implica algo más que acompañar a un joven en el viaje más fascinante que podía recorrer. Implica, de algún modo, replantearnos nuestro propio pensamiento de seres lingüísticos.

Publicado en Libros, Novela

Miguel Strogoff (Julio Verne)

En el comienzo de un fin de semana sin confinamiento, me ha venido a la memoria una lectura de mi juventud que describe un largo viaje. Largo y peligrosisimo. Porque narra las aventuras de un correo del zar que tiene la misión de cruzar media Rusia para avisar de una traición.

Esta obra, publicada por entregas, supuso uno de los mayores éxitos de Julio Verne. Y, curiosamente, una de la obras donde el autor no hizo alarde de su imaginación para adelantarse al futuro. Es un maravilloso libro de aventuras sin atisbos de ciencia ficción. Verne jamás se definió como visionario sino como escritor que amaba la ciencia y la tecnología y que las ponía al servicio de novelas como «Viaje al centro de la tierra», «20.000 leguas de viaje submarino», etc…

La historia de hoy transcurre durante la invasión tártara a Rusia. Un antiguo oficial del ejército ruso, despechado por su exilio, busca venganza y dirige la invasión. Enterados de su traición, el Zar necesita enviar un mensaje al otro lado del país para advertir a las tropas allí acuerteladas de las verdaderas intenciones del oficial.
El elegido se enfrenta a peligros inciertos, adentrándose a cada paso en un territorio controlado por el enemigo.

Es precisamente este territorio uno de los personajes principales de la novela. Las descripciones de poblaciones y lugares naturales son numerosas y, en muchas  ocasiones, juegan un papel fundamental en la historia.

Y si nos referimos a los personajes, volvemos a encontrar al héroe sin tacha ni matices presente en todas las novelas de Julio Verne. Un personaje que se enfrenta a su misión sin dudar ni palidecer ante los peligros que se le presentan.

Una obra con dos partes diferenciadas, la primera, donde se presentan las piezas en un tablero imaginario. Más descriptivo de la situación y los diferentes pueblos que forman parte de Rusia. Para dar paso a la segunda, donde toda la acción transcurre a un ritmo trepidante y sin descanso.

Una novela que contiene todos los elementos tradicionales del género de aventuras. Que nos traerá grandes momentos a los que la leímos hace años y que disfrutarán los lectores que se acerquen por primera vez a ella.

Una bonita lectura para comenzar hoy.