Publicado en Eventos, Feria del libro

Feria del libro de Zaragoza 2021

¡Qué ganas teníamos de volver a disfrutar de la feria del libro! Volver a sentir la impaciencia por empezar a recorrer los muchos stands montados. Había ausencias, pero la variedad y calidad está asegurada por todos los participantes de esta nueva edición. Más de cincuenta participantes han desafiado las restricciones de la pandemia y nos han hecho el regalo de poder visitarles hasta el próximo día seis de junio.

Tuvimos la suerte de entrar en un momento que no había fila y aún con la amenaza inminente de lluvia, pudimos recorrer sin prisas las diferentes propuestas que nos ofrecen los libreros y editoriales presentes.

La programación está repleta de presentaciones de novedades, y firmas con autores. Nosotros conseguimos un ejemplar dedicado a Mamen de la última novela de María Frisa: El nido de la araña. Una delicia.

Habrá que tener paciencia en algún momento, porque el acceso está controlado y, por supuesto, la mascarilla es obligatoria.

El horario para acercarse es el siguiente :

Lunes a Viernes, de 18 a 21,30 horas
Sábados y Domingos de 11 a 14 horas y de 18 a 21,30 horas.

Publicado en Libros, Novela

La historia interminable (Michael Ende)

¿Podríamos imaginar un mundo sin fantasía de donde extraer los cuentos y las historias? Si no supiéramos soñar al cerrar los ojos cada noche, sería imposible componer el puzzle de nuestra existencia. Este fue el propósito de Michael Ende al escribir su libro: descubrir la realidad a partir de abandonarla y adentrarnos en nuestra fantasía.

La historia interminable nos acerca un reino que existe en la imaginación de nuestro protagonista, Bastian. Un reino que existe, de hecho, en cada uno de nosotros. Vamos dándole forma, lo construimos e influimos con el paso de los años. Porque si no lo hacemos, al igual que en el reino imaginario, la nada lo termina conquistando.

El héroe del reino mágico, Atreyu, es nuestra prolongación, nuestra voluntad de ser alguien que rompa los límites de nuestro yo real. Y presentamos batalla para que la nada jamás devore nuestros sueños.

Aunque, por otra parte, para vivir con libertad y de forma plena debemos ser conscientes de aquello que forma parte de nuestro entorno más inmediato. Quizá Ende nos estaba anticipando uno de los grandes males que aqueja a nuestros adolescentes en la actualidad: la falta de límites entre lo que ven a través de las pantallas y lo que de verdad les rodea y afecta de forma directa.

En definitiva, una historia apasionante, única y eterna. De lectura obligatoria, es una magnífica oportunidad de adentrar a nuestros pequeños en la maravillosa locura de la lectura.

Libros e imaginación, alimento de nuestra alma.

Publicado en Libros, Novela

De parte de la princesa muerta (Kenizé Mourad)

Me vais a perdonar la cursilería, pero el libro del que os quiero hablar hoy es sencillamente delicioso. Se trata de la biografía novelada de Selma (la madre de la autora), si es que se puede novelar lo que ya en sí misma es una historia épica. A través de su vida, recorremos parte de la primera mitad del siglo XX, pero desde un punto de vista poco usual: un miembro de la familia otomana, una adolescente exiliada en Beirut, una mujer casada con un rajá indio y una extranjera en el París ocupado. Todo eso y mucho más es la protagonista, a la que conoceremos a los siete años y no abandonaremos hasta el final de su vida.

A Selma, nieta del sultán otomano Murad V, la educaron como a la princesa que era. Hasta la edad de 12 años se acostumbró a conseguir todo lo que deseaba. Y a desear mucho. A desearlo todo. Incluido poder perderse entre el pueblo llano como una persona anónima. Porque esta pequeña es, ante todo, una criatura pasional que desea vivir una vida plena y llena de verdad. Os revelaré algo: lo consiguió.

Eso no significa, sin embargo, que su vida fuera fácil, ni que fuera siempre feliz. Criada como semidiosa, a la que conceder todos los deseos en cuanto los tuviera, el destino le tenía reservados muchos contratiempos.

Conoció el destierro a la edad más difícil de todas, los 12 años. Vivir a su lado esos momentos permite entender de primera mano el desarraigo, la nostalgia, la soledad y el miedo del que ha perdido el suelo, las paredes y el techo de todo mundo conocido.

Casada a los veinticinco años con un rajá indio, tampoco allí consiguió encontrar un verdadero hogar. La sociedad india, a pesar de los cambios que estaba sufriendo, era mucho más tradicional que esta joven princesa. Una mujer de su clase social era, a todos los efectos, una mujer encarcelada. Selma se ahoga. Necesita salir del machismo imperante y relacionarse con personas de mentalidad más abierta. Pero tampoco entre ellos encuentra su lugar. Por increíble que parezca, ella, la nieta del sultán, la semidiosa, la mujer del rajá, es víctima del racismo más básico.

Selma no se rinde. Nunca se rinde. Busca, pelea, se enfrenta a todas las limitaciones que los demás ponen en su camino. Y esa búsqueda de un lugar compatible con el modo en el que ella entiende la vida le lleva a Francia, probablemente el lugar más adecuado para ella, pero en el momento más inoportuno. Porque Selma acabará sus días en un rincón del París ocupado por los nazis.

Una vida apasionante, que nos permite entender la primera mitad del siglo XX desde los ojos de una observadora excepcional: la princesa muerta.

Publicado en Cómic, Libros

Mafalda, todas las tiras (Quino)

Le he dado tantas vueltas a la reseña de hoy que me siento un poco la bola del mundo a la  que nuestra protagonista abraza, habla y cuestiona. Porque Mafalda es la niña de las preguntas incómodas, la de las verdades como losas y razonamientos impecables.

Parece mentira que esta niña haya influido tanto en el mundo hispano a partir de tiras muy sencillas de ejecución, en blanco y negro y diálogos justos. Y aunque lleve más de sesenta años con nosotros su producción no se alargó más de diez.

Cada día nos encontramos, en las redes sociales, en los periódicos o incluso en programas de televisión alguna frase o referencia que ha salido de la pluma del creador argentino. La importancia de la «filosofía Mafalda» está más vigente que nunca.

Con  diálogos memorables, las expresiones finales suelen dar en el blanco y devorar una tira tras otra se hace inevitable, aunque el volumen recopilatorio que nos ocupa se hace incómodo de manipular y echemos de menos los volúmenes más livianos de antes.

Quino consiguió a través de Mafalda llevar al público su visión del mundo, sus opiniones de política, de filosofía, incluso sobre el sexo.  La situación de su país, Argentina, fue foco de su certero análisis y lo hizo con tanto sentido del humor y elegancia que su fama traspasó fronteras.

Y lo hizo con un universo de protagonistas que hicimos nuestros. ¿ Quién no tiene uno preferido, aparte de Mafalda? Nos pondremos reconocer en algún momento de nuestra vida en la piel y pensamiento de Guille, Susanita, Manolito o la madre, Raquel, que se empeña en la sopa a pesar de las protestas airadas de nuestra niña.

Personalmente me quedo con  Felipe. Que pasa su tiempo entre ensoñaciones sobre juegos y aventuras y su odio a la escuela y los deberes.

Y mientras, el mundo sigue girando y Mafaldas de todo el mundo se siguen cuestionado lo mismo desde hace más de medio siglo.

Publicado en Ensayo, Libros

La vida contada por un sapiens a un neardental (J.J.Millás y J.L Arsuaga)

Acabo de terminar este ensayo fruto de la amistad entre un paleontólogo y un escritor. La tesis fundamental del libro nos la dan al principio y es el armazón de toda la historia: la prehistoria no está (solo) en cuevas como la de Altamira. Está en todas partes.

Para desarrollar esta tesis, el libro se compone de distintos encuentros entre los dos autores. Cada encuentro, un capítulo y cada capítulo un escenario, una excursión, una enseñanza.

De algún modo, el libro que hoy os traigo recupera el modo de aprender de los peripatéticos, paseando mientras aprenden. Y, por supuesto, se nutre del diálogo socrático, en el que el maestro no deja de hacer preguntas al discípulo a través de las cuales le va enseñando no solo contenidos, sino incluso a reflexionar de un modo determinado (como un paleontólogo).

El hecho de que los protagonistas sean dos personas conocidas imagino que da interés adicional al relato. Hay algo de insana curiosidad por saber cómo son en la intimidad de la amistad dos hombres tan conocidos. No obstante, como no podía ser de otra manera, me temo que los protagonistas de este ensayo tienen más de personajes que de personas.

Millás se presenta como un hombre excesivamente mundano. Siempre pendiente de lo que pensará de él su interlocutor, de lo que pensarán de ambos los que los ven hablando de ciencia en sitios cotidianos. Nos confiesa todos y cada uno de los pecados de un hombre común: la envidia, los celos, la pereza, la gula.. un Sancho Panza que admira, envidia y compadece a su compañero a partes iguales.

Y, como ya os estaréis imaginando, el personaje de Arsuaga hace de contrapunto. No es un científico contemporáneo al uso, en el sentido de que no es hiperespecializado ni duda constantemente de todo. Por el contrario, se presenta como un sabio renacentista, que sabe tanto de biología como de botánica, de historia o de filosofía. Sus intervenciones son prácticamente aforismos, donde hay poco espacio para la duda o la verdad probabilística de la ciencia. El personaje del paleontólogo no duda, no aprende de su interlocutor, no se contradice. Vive en su mundo, como solo un sabio de novela puede vivir.

El libro que hoy os traigo tiene, por tanto, un deje cervantino. Aprendemos ciencia, sí, pero no es un libro de divulgación científica al uso. Es un diálogo socrático entre dos personajes que se encuentran en distintos lugares. Algunos de ellos, por cierto, de la Mancha.

Publicado en Música

Concrete and Gold (Foo Fighters)

En estos días ha salido a la luz la inclusión de Dave Grolh en el salón de la fama del rock, ¡por segunda vez!.
El vocalista y líder de Foo Fighters ya lo está en premio a su época como batería de Nirvana.

Con el fundador de Foo Fighters sucede un hecho muy poco usual en el mundo de la música: después de alcanzar la gloria con Nirvana, cualquiera hubiera vivido de las rentas y habría prolongado hasta la saciedad el sonido grunge.

Pero está claro que Grolh no es un músico usual. Lo suyo es arriesgar, sorprender y ofrecer auténticos himnos generacionales. «Best of you» y «Everlong» son dos ejemplos de esos temas eternos en el corazón de cualquier amante de la música rock.

Cuando críticos y fans empezaban a sospechar que la cima musical de Foo Fighters se había alcanzado a finales de los noventa y principios del nuevo siglo,  llegó el  álbum Concrete and  Gold y los dejó sin palabras pero con una sonrisa.

Los temas que lo integra son una vuelta a las bases de su rock más característico, con unas guitarras muy potentes y un sonido de la batería que sólo un genio como Taylor Hawkins puede hacer posible.

Podría destacar «Run», con su variedad de ritmos y voces. Es una vuelta de tuerca a la fusión entre el rock y el heavy y para redondear el conjunto recomiendo buscar el video oficial, divertido, gamberro y tierno.

Pero sería injusto defender todo un álbum sólo por una canción. Hay temas en él que por si solos llegarán a todos los corazones de los fans. «The sky is a neighborhood», por ejemplo, es una canción con reminiscencias del rock más clásico y la fuerza sin límite de las guitarras. También podremos deleitarnos con Paul McCnartney a la batería en «Sunday rain», toda una rareza.
No es un álbum perfecto pero si está muy cerca del sobresaliente. Y eso, tratándose de Foo Fighters son palabras mayores

Un álbum que entró por derecho propio en el número 1 del Billboard 200, que los reconcilió con su público y alargó su leyenda.

Y así van ya para 25 años. Pocos pueden presumir de una carrera tan larga de éxitos.

Publicado en Libros, Novela

El coronel no tiene quien le escriba (Gabriel García Márquez)

Esta reseña es mérito y parte de mi amigo Fred. Me comentó, cuando supo de nuestra aventura, que era uno de sus libros favoritos. Encontrar un hueco para leerlo era obligatorio. Una tarde, no hace falta más para terminar la obra por la que el propio García Márquez más se sentía orgulloso.

Escrito en 1956, sorprende descubrir que tardó más de cinco años en poder publicarlo. Lo escribió en una época de necesidad cuando se quedó sin trabajo al cerrar el periódico para el que trabajaba como corresponsal en París. No puedo evitar notar el paralelismo entre la situación del protagonista y el propio autor, la situación de penuria compartida y la espera de un tiempo mejor.

Una novela que nos lleva a principios del siglo XX, quince años después de la guerra civil de Colombia. Un coronel retirado espera cada viernes la llegada de una carta que le otorgue una pensión prometida por el gobierno para todos los combatientes en aquel conflicto.

El  coronel y su mujer, opuestos en carácter y protagonistas de unos diálogos que dan la fuerza a los capítulos, malviven vendiendo lo poco que poseen en espera de mejores tiempos. Él muestra la ingenuidad, el señorío y la esperanza en la palabra de honor. Por el contrario, su mujer es la voz de realidad, quien se preocupa de lo material y desconfía de las promesas vacías.

El ambiente opresivo que rodea a los personajes y se manifiesta en aspectos como el clima, la enfermedad ó el hambre, hace que sin quererlo nos veamos sumergidos en una espiral de oscuridad que no da respiro y sintamos un agobio creciente a medida que pasamos las páginas.

Para Fred, es un relato donde se manifiesta el carácter de sus gentes : quieren y necesitan un cambio a mejor pero no hacen nada por cambiar su destino, por incierto que parezca.

«Es una novela que nos hace vivir en nuestras propias carnes la vida miserable que lleva el protagonista por la terquedad de esperar algo que nunca llega. El disfrute de leer cada detalle que nos describe nos transporta a esa realidad».

Estas son sus palabras textuales y no encuentro mejor epílogo a esta reseña.

Gracias, amigo.

Publicado en Libros, Novela gráfica

Las tres vidas de Hannah Arendt (Ken Krimstein)

Hanna Arendt es, probablemente, una de las personas más adecuadas para hacer una biografía. Desde el punto de vista profesional, fue una de las mentes más interesantes del siglo XX. Sus libros no solo tuvieron una gran acogida entre los filósofos de su época, sino que constituyen obras imprescindibles para la historia de la filosofía.

Desde el punto de vista vital, podemos decir que fue una mujer libre y valiente, capaz de llevar a las últimas consecuencias sus convicciones. Incapaz de ser insincera ni consigo misma, en sus relaciones con los hombres y en sus amistades más íntimas tuvo siempre la necesidad de vivir como sentía, sin atender a nada más. Es un regalo conocer la vida de una mujer así, tanto por ella misma como por la gente que la rodea, pues Hannah Arendt se rodeó siempre de las mejores cabezas de su época.

Y, por si esos ingredientes fueran pocos, Hannah era una judía alemana que vivió a mediados del siglo XX. No hay mucho más que decir. Tuvo que emigrar primero a París, allí conoció el campo de internamiento y acabó viajando a Nueva York, como tantos otros compatriotas. A su vida, por tanto, no le falta de nada.

Y aunando esos tres elementos, su relación con Heidegger. Una relación intensa, basada en la admiración mutua de dos mentes privilegiadas; un amor complicado, extramatrimonial, inconveniente y, en definitiva, tóxico. Una pasión entre un maestro que coquetea (en el mejor de los casos) con el nazismo y una joven filósofa judía.

En definitiva, el libro que hoy os traigo cuenta una historia que se devora en unas horas. Era esperable. Y es que, con todos estos mimbres, el éxito de esta novela gráfica estaba asegurado. Viñeta a viñeta, disfrutamos y sufrimos a partes iguales de los éxitos y las desgracias de esta mujer increíble.

Desde el punto de vista estético, sin embargo, tengo que decir que los dibujos (en blanco y negro con detalles en verde) no son ni bellos ni realistas. Tal vez la ausencia de belleza esté buscada. No es vano estamos ante una novela más conceptual que estética. En cualquier caso termino la lectura contenta de haberla elegido, pero deseando poder leer la biografía de Arendt en un ensayo más tradicional. No solo es culpa de los dibujos. En el fondo, es una forma de ser. Y es que yo soy más de ensayos que de novelas gráficas.

Publicado en Libros, Novela

Tacones y muñecas (Ángela Labordeta)

Llevábamos un tiempo queriendo mostraros el trabajo de la editorial «Los libros del gato negro». Un proyecto de aquí, hecho con mucho trabajo e ilusión.

Hemos tenido la oportunidad de leer varios de ellos y hoy os presentamos el primero de ellos.

Con un apellido como el suyo, la opinión equivocada es que lo ha podido tener más fácil para publicar. El lector puede buscar en sus obras vestigios de su padre y no es nada fácil demostrar al público que su trabajo es interesante y bueno , tanto, como para ganarse el derecho de publicar y triunfar. Así, Angela Labordeta impone al libro un estilo propio a través de una historia muy dura y que apenas da respiro a lo largo de sus páginas.

Narra las historias cruzadas de varias familias en plenos años 80. Una época de despegue hacia la modernidad pero todavía muy cercana al régimen político y social que había hecho de España un país tan asfixiante.

Es una novela coral, donde el protagonismo de la historia salta de una familia a otra, cada una de ellas con sus problemas y su manera de afrontarlos. Situada en Zaragoza, hace ilusión reconocer calles y establecimientos y, en mi caso particular, cansado ya de novelas ambientadas en ciudades como Nueva York, Madrid, Londres, etc.. hace de esta característica uno de sus puntos fuertes.

Novela sencilla en su apariencia pero profunda al tocar las emociones.

Publicado en Libros, Novela

Las uvas de la ira (John Steinbeck)

Esta semana he acompañado a la familia Joad en la búsqueda de un futuro para los suyos. Cuando los conocí, acababan de dejar su casa. Se alojaban temporalmente en la de un familiar, pero la situación era insostenible y tenían que dejarlo todo y migrar. Las tierras que habían trabajado durante generaciones ya no les pertenecían y los nuevos dueños no les querían allí. La sequía hacía prácticamente yermas las tierras y para qué tener a una familia de agricultores cuando un único hombre sobre un tractor es más eficiente.

La historia que nos cuenta Steinbeck comienza, por tanto, con una situación de desahucio. Junto a ellos, me enfrenté a la difícil situación de qué llevar, qué dejar y qué malvender. No es fácil dejar la tierra de uno, los recuerdos, los objetos que han pertenecido a nuestros muertos, el árbol en el que dormimos tantas tardes la siesta.

No es fácil convertirte en migrante, pero la familia Joad está formada por gente valiente, luchadora, optimista. Y se amontonan en la caja del camión, con los colchones, la carne, los enseres, y sueñan con encontrar una tierra en la que trabajar y tener un techo y ¿quién sabe? una escuela para los niños.

Una vez aceptado lo inevitable y comenzado el viaje, el dolor de la pérdida parece remitir. La esperanza de un futuro nos mantiene fuertes, pero lo que vamos viviendo nos va afectando a todos. Las dificultades, la frustración de no encontrar trabajo, el cansancio, la pérdida, la mala suerte lo inundan todo. Solo el coraje del que sabe que tiene que sobrevivir, que su familia depende de ello permite continuar km tras km, humillación tras humillación, problema tras problema.

He aprendido mucho en estas más de 500 páginas de viaje. Ahora sé que, más allá del frío, de la incertidumbre o del hambre, lo más doloroso de todo son las faltas de respeto, el proceso de deshumanización. Cuando vas en la caja del camión, sin apenas dinero, cansado, sucio, asustado, lo peor de todo es que los demás te miren como un apestado, un peligro, un delincuente. Y, por el contrario, cuando encuentras en el camino gente que te trata con respeto, que entiende tu situación y tu desgracia, el hambre, el frío o el sueño ya no duelen tanto.

Lo que más me ha sorprendido de este viaje, en cualquier caso, son los buenos momentos que hemos pasado. Se hacen amigos en el viaje. A veces te ríes, te emocionas, te ilusionas. Hay incluso quien se enamora. Porque la vida es eso, es encontrar buenos ratos en las situaciones más comprometidas. Sabes que estás vivo porque a pesar del dolor, de la incertidumbre y la ira, eres capaz de lavarte lo mejor que puedas e ir a bailar un rato con tus nuevos amigos.

Todos podríamos vernos en situación de migración. Esos migrantes que ves en la tele o que te encuentras en las calles de tu ciudad tampoco se imaginaban que a su familia le pudiera pasar algo así. Ojalá todo el mundo tuviera eso claro. Ojalá nadie se aprovechara de la necesidad ajena.