Publicado en Libros, Novela

Sinuhé el egipcio (Mika Waltari)

Hay novelas que en el momento de leerlas te cambian la vida. Puede parecer una afirmación muy exagerada, pero con el paso de los años he caído en la cuenta que fue este libro el que me abrió el gusto por la novela histórica. Particularmente de historia clásica.

Sinuhé fue una de mis primeras incursiones en este tipo de libros y fue tal el impacto que tuvo en mí, que he vuelto a leerla hasta en dos ocasiones más.

Conoceremos la vida de Sinuhé, lo acompañaremos desde su infancia cuando es acogido por una pareja de ancianos, pasando por sus inicios en la medicina, su amistad con las personas más influyentes y poderosas de su época y como sus errores y aciertos lo van guiando a través de numerosos países.

Este periplo vital, contado con profusión de detalles, que lastra en ocasiones su ritmo, podría haber sido ambientado en la actualidad. Podríamos cambiar a faraones por cesares, por emperadores, por dictadores, etc… y el argumento seguiria siendo congruente.

Mika Waltari hace una radiografía sobre el ser humano tan acertada como atemporal. Las ambiciones, pasiones y necesidades de las personas han cambiado muy poco a lo largo de la historia. Somos fruto de nuestras decisiones pero sobre todo, de las interacciones con otras personas.

Somos seres sociales y es imposible escapar de su influencia. Quizá la diferencia entre el éxito y el fracaso sea cómo encaramos los avatares de la vida. Por encima de nuestras capacidades o aptitudes, lo importante es saber gestionar la influencia de los demás en nosotros.

Quizá mis lineas sean fruto del pesimismo del que está impregnado el libro puesto que Waltari fue siempre un autor con un marcado sesgo negativo sobre el ser humano.

Pero más allá del pensamiento moral, nos queda una novela que sigue siendo imprescible en toda biblioteca que se precie.